Brasilia-Después de varias idas y vueltas, el gobierno brasileño decidió a último momento anoche divulgar a través de las redes sociales el video grabado más temprano por la presidenta Dilma Rousseff que iba a ser transmitido por cadena nacional ayer pero se canceló esa opción por considerarse que podría acusarse a la mandataria de utilizar los medios institucionales para su defensa política ante el proceso de impeachment que enfrenta en el Congreso.

“La palabra golpe estará siempre marcada en la cabeza de los traidores a la democracia”, afirmó Rousseff en el mensaje destinado a la población en general y en particular al plenario de la Cámara de Diputados, que mañana decidirá si abre o no el juicio político contra ella.

“Desde que fui electa, parte de la oposición, inconforme, pidió el recuento de los votos, intentó anular las elecciones y pasó a conspirar por el impeachment”, acusó la presidenta, quien no citó en ningún momento a los que el gobierno ha calificado como los principales “traidores”: el vicepresidente Michel Temer y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, ambos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), hasta el mes pasado principal aliado del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

Según ella, los opositores han buscado sumir al país en un “estado permanente de inestabilidad política con el único objetivo de tomar por la fuerza lo que no conquistaron en las urnas”.

Rousseff resaltó una vez más que a diferencia de sus inquisidores, ella no está acusada de actos de corrupción, y afirmó que no cometió ningún “crimen de responsabilidad”, como alega el pedido de impeachment que tramita en el Congreso. Calificó todo el proceso como “el mayor fraude jurídico y político de la historia del país”.

Asimismo, agradeció el apoyo de las personas que -hayan votado por ella o no- han salido a defender su mandato democrático, y pidió a los militantes mantenerse movilizados frente a los intentos por establecer un nuevo gobierno que propone “sacrificios” al pueblo brasileño y acabar con las conquistas sociales de las administraciones petitas de ella y de su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva.

“Lo que mueve a los golpistas son nuestros aciertos. Quieren derrotar a cualquier costo lo que represento”, señaló. “Continúen movilizándose en el trabajo, en las escuelas, en las calles y en las redes sociales. Se trata de combatir un golpe de estado, una violación que podría sumergir a Brasil en un doloroso proceso”, destacó.

Ver esta información en:

http://www.lanacion.com.ar/1889981-video-grabado-dilma-rousseff-defensa-politica-impechment