En vista que en el gobierno están hechos bola, hace bien el legislador Ricardo Ahued en asumir la responsabilidad solidaria en el tema de la Deuda Pública para proponer reestructurarla a más de 40 años y “una tasa adecuada”, con el propósito de darle solvencia económica a la administración que viene. La reducción presupuestal para este año dejó en solo 3 mil 215 millones la cuota de inversión pública y, dice Ahued, “hay estados mucho más pequeños que tienen siete veces más inversión pública”. Ahued calcula que la deuda pública veracruzana ronda por los 100 mil millones de pesos, lo que nos da una clara idea del desbarajuste financiero que heredara el gobierno que viene.