La explosión en la petroquímica de Coatzacoalcos puso al descubierto las enormes deficiencias del sector salud en aquella zona pues no pudieron atender con la eficiencia requerida a los heridos y quemados que originó aquel dramático suceso muchos fueron canalizados a hospitales de otras entidades. Se revela la inutilidad de los anuncios y discursos que desde el gobierno se hicieron sobre un nuevo hospital de alta especialidad en Coatzacoalcos y Duarte de Ochoa anunció el 12 de enero de 2013 que en ese año se concluiría el hospital de alta especialidad de Veracruz y “el primer hospital infantil en Veracruz”. Dos años más tarde siguen esperando a que se haga realidad.