Desde la esquina
POR RAYMUNDO LEÓN
25 de abril de 2016

 

Entre el magisterio corre un rumor: podría suspenderse la celebración del Día del Maestro en el Parque Deportivo Colón, en Xalapa. Esa suspensión se sumaría a la del Desfile del Día del Trabajo.

Eliseo Islas Chagoya, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de Telebachillerato y Servicios Educativos (SITTEBA), y coordinador del sector magisterial para la organización del mencionado desfile, aseguró hace unos días que la suspensión del desfile se debe a “condiciones de logística y no por el temor a la presencia de grupos de profesores y trabajadores en general que puedan protestar”.

Pero hay docentes que están convencidos de lo contrario. Argumentan, incluso, que se les quiere coartar su derecho a manifestarse y que aunque no haya desfile estarán en Xalapa protestando tanto por las acciones de la Reforma Educativa que consideran van en su contra como por la situación económica que viven debido a los adeudos que el gobierno del estado mantiene con ellos.

El sector magisterial del estado está a la espera de saber, por medio de Mario Hernández Sánchez, secretario general de la Sección 56 del SNTE, si habrá o no festejo y concentración de docentes por el Día del Maestro en el Parque Deportivo Colón.

La concentración del día 15 no solamente implica la tradición de festejar a los docentes en su día, sino también la oportunidad de comentar entre pares la situación que se vive entre el magisterio. Es, además, la oportunidad de escuchar de las autoridades qué es lo que se les pagará en los siguientes días y si habrá o no bonos extras. El rumor, aseguran, hace creer que al parecer no habrá los incentivos económicos que se otorgaban en años anteriores y que se trata de evitar que los miles de profesores tomen acciones radicales.

En días anteriores, Eliseo Islas Chagoya, declaró también que desde el año 2013 permea en el magisterio de Veracruz un ambiente de desagrado y descontento por la Reforma Educativa y que incluso tanto el año antepasado como el pasado el desfile del 1 de mayo fue interrumpido por la manifestación de un grupo de docentes. “En esos desfiles, los maestros encontraron una forma de manifestarse y pueden seguirlo haciendo porque la libertad de expresión está plasmada en la Constitución Política de la República y desde ese punto de vista nadie puede impedir la manifestación”, dijo.

Desde ese punto de vista, la suspensión de la celebración del Día del Maestro se concretaría, según dicen que se ha informado a las diferentes delegaciones que integran la Sección 56 del SNTE, por motivos de seguridad.

El rumor empieza a generar una serie de inconformidades entre el magisterio que integra dicha sección magisterial ya que, como se dijo anteriormente, se sospecha que no se recibirá ni el bono por el Día del Maestro que se otorga año con año  ni las prestaciones que el gobierno del estado adeuda aún al sector magisterial.

Se espera, pues, que en esta misma semana Mario Hernández Sánchez, secretario general de la Sección 56, pueda despejar la duda acerca de la concentración y festejo por el Día del Maestro.

Al dirigente magisterial le ha tocado un inicio difícil, muy difícil, de gestión, pero se ha rodeado de un equipo integrado por experimentados profesores que sabrán aportar sus conocimientos para poder sortear los obstáculos que agravan la problemática que aqueja a los docentes veracruzanos.

 

La herencia del Maestro 

 

No se puede negar la herencia del maestro Guillermo Zúñiga Martínez. Fue profesor de Educación Primaria, egresado de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana Enrique C. Rébsamen. Inició su labor magisterial en Temaxcalapa, en la Sierra de Zongolica. Estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y al término de sus estudios trabajó como abogado de consultoría en la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno; así como abogado de consultoría en la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Presidencia de la República.

Fue el director más joven de Educación Popular en el gobierno de Rafael Hernández Ochoa y en su momento, el gobernador Fernando Gutiérrez Barrios lo designó como secretario de Educación y Cultura, cargo que volvería a ocupar durante el mandato de Patricio Chirinos Calero.

También se desempeñó como Director General del Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos, en donde con su visión, sentaría el antecedente de lo que hoy es la Universidad Popular Autónoma de Veracruz.

Por ello es válido homenajearlo, por ello es válido recordarlo. “Guillermo Zúñiga sigue entre nosotros, porque entre nosotros siguen campeando sus ideales y esperanzas; la suya fue una existencia extraordinariamente fecunda, su legado se sobrepuso al silencio, trascendió al olvido y burló la muerte”, señaló el sábado pasado el senador José Yunes Zorrilla.

El maestro Zúñiga Martínez aceptó siempre las críticas de sus detractores. Cómo olvidar, por ejemplo, cuando la mañana del 13 de febrero de 2013 se asumió como “rector intergaláctico”. En aquella entrevista con comunicadores respondió a una pregunta: “Sí, soy un rector intergaláctico. Si una galaxia es un conjunto de estrellas que desde la Tierra se ve como si fuera una estrella muy brillante. Si la UPAV está en 190 municipios de Veracruz, entonces para nosotros cada municipio es una estrella y en ese sentido, efectivamente soy un rector intergaláctico”.

 

Gracias a la UPAV, miles de veracruzanos tienen hoy acceso a la educación media superior y superior. Eso nadie lo puede negar.