DuarteYa casi para finalizar la gestión político-administrativa del gobierno encabezado por Javier Duarte de Ochoa poco de bueno es posible inventariar, más bien nada para la historia de estos últimos seis años, que sumados a los de su predecesor hacen una docena de estancamiento en todos los órdenes; entre estos destacan dos: la Salud y la Seguridad Pública, expedientes de verdadera importancia para la población. A estos habría que agregar lo que ocurre en Educación, pero en este ramo se combinan con mayor vigor los esfuerzos del gobierno federal. En lo que corresponde al sector Salud hay incongruencias serias, como el anuncio del gobernador sobre la construcción de un nuevo hospital para Alvarado, cuando el  director del Centro de Alta Especialidad de Xalapa, Enrique López Rosas, señala que la Secretaría de Finanzas retiene 40 millones de pesos para destinarlos a la ampliación del área de terapia intensiva neonatal, parte de ese dinero es federal pero la quiebra del gobierno local le impide aportar lo que le corresponde. ¿De dónde va a sacar el dinero para Alvarado?