0631_jose-antonio-gonzalez-anaya_620x350Redacción- 2016-04-1908:47:10- El respaldo financiero de 73 mil 500 millones de pesos que el Gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), destinó a Petróleos Mexicanos (Pemex), no serán suficientes para sanear sus finanzas.

Los resultados del primer trimestre de 2016 que la empresa mexicana dará a conocer el próximo 28 de abril podrían ser peores que los del último trimestre del año pasado, reconoció el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, en entrevista para Financial Times.

El pasado 30 de abril, el Gobierno federal resolvió un rescate temporal a Pemex, que se encuentra virtualmente en quiebra, por medio de dos instrumentos que le proporcionarán 73 mil 500 millones de pesos, los cuales vienen de dos rubros: del ajuste al gasto público realizado en dos momentos durante este año y de los remanentes del Banco de México (Banxico).

La ‘salvación’

De acuerdo con la dependencia, una aportación será por 26 mil 500 millones de pesos “utilizando el espacio presupuestal del Gobierno federal generado por el ajuste preventivo del 17 de febrero de 2016” por 132 mil 300 millones de pesos, al cual se suma el ajuste adicional por 175 mil 100 millones de pesos para 2017.

También se otorgará una facilidad a la petrolera por 47 mil millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones durante 2016, mediante el intercambio por títulos del Gobierno federal, de parte del pagaré provisional por 50 mil millones de pesos que el año pasado le otorgó a Pemex.

El cuarto trimestre de 2015, la petrolera estatal mexicana reportó una pérdida de 168 mil 800 millones de pesos, 43.6 por ciento más que los 117 mil 600 millones de pesos del mismo periodo de 2014.

Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2015, las pérdidas de la petrolera fueron de 521 mil 600 millones de pesos, debido a una pérdida cambiaria de 154 mil millones de pesos, impuestos y derechos de 393 mil 300 millones de pesos y pago de intereses netos de 52 mil 800 millones de pesos.

Financial Times destacó que el apoyo del gobierno le permitirá reducir a Pemex en dos terceras partes de sus atrasos a los proveedores que alcanzaron casi 150 mil millones de pesos a finales de 2015, frente a las obligaciones de pensiones de este año y, junto con 100 mil millones de pesos en recortes Pemex ya está haciendo, salir del peligro inminente.

“El primer paso es tener las finanzas estables,” dijo González Anaya, al diario especializado en finanzas. “Creo que estamos logrando eso”, aseguró.

Sin embargo, a pregunta expresa de la periodista Jude Webber, sobre si los resultados del primer trimestre que Pemex presentará el próximo 28 de abril podrían ser peores que el último trimestre del año pasado, Anaya respondió: “Creo que sí”. Sobre si la ayuda del gobierno mexicano será suficiente para rescatar a Pemex, Anaya mencionó: “Tendremos que ver”. Sin embargo, señaló que la capitalización del gobierno incluye cambios al régimen fiscal de Pemex, que se suman a los 50 mil millones de pesos al año.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO