O P I N I O N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre.
04 de abril de 2016

A partir de ayer domingo 3 de abril, como lo marca la novedosa legislación electoral, iniciaron formalmente las campañas electorales para la mini gubernatura del Estado de Veracruz cuyo periodo será del año 2016 al 2018. Pero independientemente de lo breve que será, ha sido una de las que más dificultades ha causado a los partidos políticos contendientes, lo que por el momento no permite que se pueda hablar de un posible triunfador.

De los siete candidatos participantes, seis por parte de institutos políticos con registro ante el Órgano Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz y uno dentro de la nueva figura electoral de candidato independiente, hay cuatro que tienen posibilidades de presentar una muy interesante contienda de los cuales solamente uno triunfará, como los números electorales lo demostrarán.

Así pues, como ya lo hemos señalado en este espacio, tres de los cuatro se puede considerar que están en igualdad de circunstancias en cuanto a la importancia de su trayectoria política, y que además de la participación que tenga el electorado veracruzano, un factor de gran importancia para el triunfo de alguno de ellos, es sin lugar a dudas la infraestructura del partido político o partidos que lo apoyen. Lo que no exime a que el de menor experiencia pueda dar la sorpresa, como sucedió en las elecciones pasadas.

Por lo que en los arranques de campaña de hoy de Héctor Yunes Landa, Armando Méndez de la Luz y Miguel Ángel Yunes Linares, podemos encontrar tres temas que han sido el común denominador desde antes que iniciara el actual proceso electoral, que son: inseguridad, desempleo y corrupción. Los cuales no son privativos de esta entidad, pues se presentan actualmente en todo el país, solo que aquí en Veracruz el de la corrupción ya batió todos los records que se habían presentado a la fecha y el de la inseguridad está a punto de romperlo a nivel nacional.

En cuanto a las propuestas que hemos escuchado, junto con el rosario de descalificaciones, por razones obvias las primeras han estado encaminadas a combatir estos tres flagelos sociales, haciéndolo cada candidato a su manera, a su estilo vamos. Siendo el que ha actuado con mayor contundencia hasta la fecha, Yunes Linares, pues la mañana de ayer antes de iniciar su campaña electoral, pasó nuevamente del discurso político a los hechos y se presentó en la Fiscalía General del Estado para denunciar a quien ocupa el cargo de Ejecutivo del Estado, por lavado de dinero y evasión fiscal. Dos delitos graves, que de llegarse a comprobar, pondrán en una posición bastante difícil al acusado.

Por lo que corresponde a los discursos de Méndez de la Luz y Yunes Landa, se pueden considerar analizando las circunstancias, muy adecuados en cuanto al lenguaje utilizado y las propuestas para solucionar los problemas. Dejando su actuar hasta el momento  de ocupar la gubernatura, por ser los dos, políticos de tiempo completo, lo que no quiere decir que Miguel Ángel no lo sea, solo que estos casos, el actuar cerebralmente es más de Armando y Héctor, siendo más impulsivo el abanderado de la coalición “Unidos para rescatar Veracruz”

Así pues, dentro de solo 60 días aproximadamente, podremos conocer que fue lo que impactó más al electorado veracruzano, las palabras o las acciones. Hasta el miércoles.

Contacto:

noti-sigloxxi@nullhotmail.com