11755142w_r900x493Redacción- 2016-05-1109:12:55-  Cientos de mujeres que no celebraron ayer el Día de la Madres unieron sus voces y salieron a las calles de diversas ciudades del país para exigir justicia por sus hijos desaparecidos.

La consigna fue la misma: ¿Dónde están? En la Ciudad de México, decenas de madres provenientes de diversos estados del país marchan por quinto año consecutivo en la búsqueda de justicia, verdad y una Ley General de Desapariciones.

La mañana de ayer, encabezadas por las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, las manifestantes partieron del Monumento a la Madre rumbo al Ángel de la Independencia acompañadas de sus familiares.

Juntos conforman la Quinta Marcha de la Dignidad Nacional, donde predominó el color blanco e imágenes de personas no localizadas, algunas desde hace años. Hoy, Día de las Madres, no tienen nada qué celebrar, dicen. “Hijo, escucha. Tu madre está en la lucha”, “¿Por qué los buscamos? Porque los amamos”, fueron algunas de las expresiones que gritaron.

Las participantes vinieron de Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Jalisco, Querétaro, Estado de México, entre otros estados. Además asistieron representantes de familias de desaparecidos de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Años en lucha

Ayer Cornelia Guevara Guerrero no marchó.

El 15 de enero de este año entraron a su casa, en el Estado de México, la golpearon y le dispararon tres veces. Desde el 7 de agosto del 2012 buscaba a su hijo desaparecido Osvaldo Espejel Guevara. Su hija Elizabeth Espejel asegura que el asesino fue enviado por uno de los detenidos por la desaparición de Osvaldo.

Le quitaron la vida por tratar de localizarlo, asegura quien hoy se manifiesta para continuar la doble lucha: “por el secuestro de mi hermano y por mi mamá”. Andrea Dávila Martínez, de 15 años, desapareció a dos cuadras de su casa en Ecatepec de Morelos, Estado de México.

En agosto se cumplen dos años, recuerda su madre Angélica Martínez, quien pertenece a la “Red de madres buscando a sus hijos”, donde dice sentirse apoyada y su dolor es comprendido.

El proceso de las autoridades es lento. “Ahorita todo lo concentran en los 43 y no es justo”, asegura.

Se suman activistas

Bajo el lema “no es normal”, alrededor de 20 miembros de Amnistía Internacional también marcharon al final del contingente con chalecos amarillos. Perseo Quiroz, de la organización internacional, declaró que acompañan a estos colectivos luego de que por 5 años las madres siguen realizando esta manifestación.

En la quinta “Marcha de la Dignidad Nacional: madres buscando a sus hijos e hijas, y buscando verdad y justicia”, también participaron defensores de derechos humanos como el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, quien ha apoyado a las víctimas de desaparición forzada y ha criticado los abusos, la impunidad, la represión y la violencia que viven especialmente las comunidades más marginadas del país. Este día, Vera manifestó su apoyo a las madres de los desaparecidos: “Ellas han luchado años y no dejarán de buscarlos, son un ejemplo de amor y resistencia”.

Unen sollozos

Además de la marcha que se lleva a cabo en la Ciudad de México, otras entidades de la República realizan manifestaciones paralelas para exigir al Gobierno federal la redacción de una Ley General contra la Desaparición Forzada, como recomendó en 2015 la Organización de las Naciones Unidas.

En Morelia, Michoacán, un grupo de mamás se movilizó en las calles del Zócalo de esa ciudad para exigir la aparición de sus hijos. Alrededor de un centenar de mujeres se movilizaron con pancartas y consignas en las que exigeron a las autoridades justicia por sus desaparecidos.

Madres de Cuernavaca, Morelos, también se han sumado a esta jornada de movilizaciones. El contingente avanzó por el centro de la ciudad, donde se colocó una ofrenda por las víctimas de la violencia en esa entidad.

La madres reclamaron que no tienen nada que celebrar, pues sus hijas e hijos han sido víctimas de la violencia en Morelos y en el país. Además exigieron a las autoridades la pronta localización de sus familiares desaparecidos.

En Chilapa, Guerrero, las madres marcharon por los 16 desaparecidos hace un año a manos de unos 300 civiles armados que irrumpieron en la ciudad supuestamente para buscar y detener al líder del grupo delictivo “Los Rojos”, escena que fue recreada ayer por los habitantes.

Los manifestantes gritaron consignas como “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” para exigir justicia también por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida hace 19 meses en Iguala. Integrantes del grupo Víctimas por sus Desaparecidos en Acción (VIDA) partieron de la Plaza Mayor de León, Guanajuato, donde colocaron las fotografías de sus familiares desaparecidos para exigir justicia al gobierno del estado, pues, denunciaron, la mayoría de las víctimas son mujeres menores de edad.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO