Apenas pasada la elección presidencial de 2012 vino a Veracruz el Presidente Nacional del tricolor, Pedro Joaquín Coldwell, encabezó junto con el gobernador Javier Duarte de Ochoa el Consejo Político Estatal del PRI en el World Trade Center. Eufórico calificó a Duarte de Ochoa como “un joven político priista que asumió el Poder Ejecutivo de Veracruz en condiciones particularmente complejas, pero que ha mostrado convicciones sociales inquebrantables y una actitud de puntual responsabilidad… el PRI nacional viene a Veracruz, a la propia casa del Gobernador, a reconocer su trabajo, (el Presidente electo de México, Enrique Peña Nieto), “me instruyó para que trajera al pueblo veracruzano un saludo y reconocimiento por la victoria alcanzada en la entidad y particularmente me pidió que tramitara su saludo fraternal a su amigo Javier Duarte, a quien le profesa un especial afecto”…“Tengo la certeza de que a partir del primero de diciembre se inicia una nueva era para Veracruz y México, bajo la conducción de Javier Duarte y Enrique Peña Nieto. Será el tiempo para reconstruir el nuevo México y el moderno Veracruz”,… Veracruz nos dotó 1 millón 250 mil votos, casi medio millón más de los obtenidos hace seis años y un tanto superior al que aportó el Distrito Federal, que cuenta con un listado nominal mayor”. ¿”Nueva era”, dónde quedó?