camacamaAhora, cuando la fuente del chayote se secó, cuando el árbol está por caer y ya no da el fruto prohibido, cualquiera podría preguntarse en ¿dónde están aquellos apologistas del poder, quienes sin duda conocían las tropelías de no pocos funcionarios del actual gobierno estatal y callaron por conveniencia? Allí están a la vera de todos, solo que ahora proponen castigos, se muestran indignados, se sienten “engañados”, defraudados. Si, ahora Granier ya no cuenta con ellos, tampoco Padrés ni Rodrigo Medina, así es la vida.