moodys_calificadora_planamayor2_0_0

Forbes

Moody’s de México bajó la calificación crediticia del estado de Veracruz a B1/Baa3.mx de Ba3/A3.mx y colocó las notas en revisión para una posible baja adicional.

La decisión llega horas después de que la Procuraduría General de la República (PGR) presentara ante la Suprema Corte dos acciones de inconstitucionalidad contra el congreso y gobernador de Veracruz,  Javier Duarte de Ochoa.

“La revisión para posible baja adicional de las calificaciones de emisor del estado refleja la falta de visibilidad alrededor de la posición financiera actual de Veracruz y su nivel de deuda bancaria de corto plazo quirografaria [de pagarés]”, dijo la firma en un documento.

Además, la calificadora de riesgo redujo las calificaciones de deuda de 12 créditos de Banobras, Banamex, Inbursa, BanBajío, Multiva, Santander, Interacciones y Banorte respaldados por participaciones y colocó las calificaciones en revisión para una baja adicional.

Durante el período de revisión, Moody’s buscará información adicional sobre ambos elementos, incluyendo los planes para repagar la deuda de corto plazo, en caso de existir, antes del primero de septiembre de 2016, en línea con la legislación en materia de disciplina financiera de las entidades federativas y municipios.

Razones de la baja

Las obligaciones de hacer de la deuda del estado que gobierna Javier Duarte de Ochoa, requieren la presentación de información financiera.

“Contraviniendo a esas obligaciones, Veracruz no ha presentado su cuenta pública para el año 2015 ni de los dos primeros trimestres de 2016 de manera pública. Crucialmente, el estado no ha presentado información sobre su deuda de corto plazo quirografaria, aumentando la incertidumbre alrededor de su posición financiera”.

Al no presentar información de la cuenta pública que puede desencadenar eventos un aceleramiento en el pago de deuda, lo que podría afectar las finanzas del estado. Asimismo, la falta de transparencia, combinada con una compleja transición política (una nueva administración tomará posesión el primero de diciembre de 2016) puede resultar en un deterioro material de la situación financiera del estado en el corto plazo, según Moody’s.

Además de prácticas de transparencia inferiores a sus pares mexicanos, esperamos que las métricas de Veracruz ya no sean compatibles con sus pares calificados en la categoría Ba3. Entre 2010 y 2014, la deuda total de Veracruz aumentó de 27.3% a 38.2% de los ingresos totales.

Como escenario base, Moody’s estima que el estado haya registrado un déficit equivalente a -2.4% de los ingresos totales en 2015, llevando sus niveles de deuda más cercano a 40.4% de los ingresos totales; por el contrario, la mediana de los niveles de deuda los estados calificados en Ba3 se situó en 26.2%, y registraron superávits consolidados de 1.5% de los ingresos totales en 2015″.

“Bajo nuestros supuestos de base, esperamos que la deuda total del estado aumente a 41% y 43% en 2016 y 2017, respectivamente, a la luz de sus altas rigideces en el gasto. Notamos que estos pronósticos pudieran ser revisados substancialmente una vez que la cuenta pública 2015 sea presentada”, añadió Moody’s.

INFORMACIÓN PUBLICADA EN:

http://www.forbes.com.mx/moodys-reduce-calificacion-crediticia-veracruz/