Mutatis Mutandis
Por Rafael Arias Hernández
18 de julio de 2016

No hay Veracruz “Prospero” y de “Adelante”, como lo prometió el agonizante gobierno estatal, que sigue “Basificando” pérdidas de empleo y pobreza.

Primer lugar nacional, ocho meses seguidos de disminución en registros en el IMSS y caída respecto a 2014.

Aumentan pobres y hambrientos, inseguros e inconformes.

Los hechos así lo demuestran y las estadísticas así lo reflejan, no hay fuente que asegure lo contrario.

Todas lo confirman. Hasta las informaciones oficiales que mínimamente lo señalan, y que ahora son cuestionadas y acusadas de esconder o evitar la comparación y evolución del perseverante desastre social.

Por lo pronto los resultados del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) 2015, elaborado por el INEGI, indica que los estados donde se obtuvieron el mayor ingreso promedio fueron Nuevo León con 66 mil 836 pesos al trimestre, la Ciudad de México (61 mil 622), Baja California Sur ( 61 mil 361) y Aguascalientes (59 mil 434).

Con menores percepciones promedio por hogar, también al trimestre fueron: Veracruz (31 mil 328); Chiapas (29 mil 648); Oaxaca (28 mil 715) y Guerrero (27 mil 584 pesos).

“El análisis del INEGI sostiene que en el país en 2015, casi siete de cada 10 pesos que los hogares obtuvieron el año pasado (67 por ciento) provino de ganancias generadas mediante el trabajo; 14.8 por ciento correspondió a transferencias (en las que se incluyen las remesas enviadas por connacionales que viven en el extranjero); otro 10.9 por ciento provino de la estimación del alquiler de la vivienda, que se refiere a los recursos provenientes de la producción de servicios en el hogar para consumo propio o al dinero que los hogares liberan del pago por servicios de alojamiento y que pueden destinar de manera regular a su consumo de bienes y servicios…” (La Jornada.160716)

Así que, de entrada, los resultados muestran que la pobreza se ha “basificado” en Veracruz, de acuerdo a este estudio para 2015, en promedio alcanzó 10 mil 443 pesos al mes, mientras la media nacional fue de 15 mil 296 y el máximo alcanzado por Aguascalientes con 19 mil 811. Sólo  por arriba de Chiapas 9 mil 883, Oaxaca 9 mil 572 y Guerrero 9 mil 195.

¿SE OCULTA EL EMPOBRECIMIENTO?

A reserva de las aclaraciones y precisiones que hará el Consejo Nacional de Evaluación (CONEVAL), respecto a la cuestionada información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) relacionada con los resultados de la Encuesta, vale la pena comentar que sin duda, ya es tema de debate e importancia nacional.

“Los cambios en los criterios de captación del ingreso que realizó el INEGI fueron decisión exclusiva de ese instituto; se hicieron al margen del convenio de colaboración con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL); no fueron debatidos técnicamente en conjunto y rompen la evolución histórica de las mediciones de pobreza que el consejo ha presentado desde 2008” (La Jornada.160716)

Es más, en la entrevista que para Sin Embargo (160716), concedió Gonzalo Hernández Licona, Secretario Ejecutivo del CONEVAL, precisa sobre lo que estos cambios provocarán. “Crecerá la sospecha”, hacia el organismo que mide, entre otros indicadores económicos: ingreso de las familias, Producto Interno Bruto (PIB) e inflación.

“El problema es que en un país con una historia de sospechas hacia los indicadores, esos cambios se deben hacer de forma transparente, planeada y con tiempo. El INEGI debió haber explicado por qué razones se planeaba cambiar la forma de hacer el ejercicio y modificar la forma de captar el ingreso para reflejar mejor la situación, pero no lo hizo. En 2015, en este módulo de condiciones, decidió de manera unilateral cambiar la forma sin avisarle a nadie. Nos avisan hasta ahora y así no se hacen las modificaciones estadísticas, así lo que generan es sospecha. Así no se deben hacer las cosas”, afirmó contrariado”.

Mientras tanto los administradores de la pobreza en los gobiernos siguen haciendo de las suyas, incrementan programas de desarrollo social, para administrarlos, manipularlos, condicionarlos, haciéndolos clientelares y, como en Veracruz, fuente de beneficios personales, familiares o de grupo, al crear empresas “fantasmas”, beneficiarios inexistentes, actividades imaginarias. Todo con cargo al presupuesto oficial que tampoco les alcanza e injustamente endeudan cada día más, comprometiendo y sacrificando a los sobrevivientes de hoy y a los que todavía no nacen.

Organizaciones civiles agrupadas en la acción ciudadana Frente a la pobreza, sostienen que: “México no requiere más programas sociales, sino políticas públicas integradas de gran escala, con planes de cobertura total de la población objetivo, con mecanismos de monitoreo y evaluación que permitan generar aprendizajes y corregir desviaciones, ejecutados desde entidades con buena capacidad técnica e institucional, que rindan buenas cuentas de los recursos, pero sobretodo, de los resultados e impactos… existen 6 mil 751 en los tres órdenes de gobierno. El número de programas de las entidades federativas pasó de 2 mil 391 en 2010, a 3 mil 788 en 2012… incrementó 58% en dos años. En las entidades federativas predominan los programas relacionados con la educación, (mil 109), bienestar económico (943) y de salud (654)… no se ha actualizado esta información desde 2012…. falta de transparencia y acceso a la información más básica en los programas y acciones estatales…Para el 84% de los programas y acciones de los gobiernos estatales no hay información de presupuesto original; el 75% de los programas carece de documentos normativos y el 77% no reporta en la cuenta pública de su entidad…” (Frentealapobreza.14.07.16)

La fuente abunda, en “Chiapas se identificaron 253 pero ninguno reportó información de presupuesto original en el inventario de CONEVAL 2012. Sólo  35 tienen un documento normativo. Mientras en segundo lugar, Veracruz, de los 241 programas reportados únicamente 25, es decir 1 de cada 10, presenta información de presupuesto original, sólo  44 cuentan con un documento normativo y únicamente 75 reportan su información en la cuenta pública del gobierno del estado. Siete de cada 10 programas estatales de Veracruz no reportan información en la cuenta pública”.

¿Cuál combate a la pobreza?

Final del formulario

*AcademicoIIESESUV@nullRafaelAriasH.Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasHdez