Rúbrica
Por Aurelio Contreras Moreno
08 de julio de 2016

En la orfandad política tras la derrota del 5 de junio, los priistas veracruzanos están viviendo una especie de diáspora. No tienen claro el camino a seguir, las decisiones a tomar ni las lealtades a guardar.

Por lo pronto, en el Congreso del Estado hay una suerte de “rebelión” de parte de varios legisladores tricolores que ya no estuvieron dispuestos a seguir inclinando la cabeza ante los disparates que les envían desde Casa Veracruz.

Este jueves, ante la falta de votos para lograr la mayoría calificada y sacar adelante el nombramiento de los magistrados de la Sala “anticorrupción” del Tribunal Superior de Justicia, la bancada priista de plano “reventó” la sesión del Pleno de la LXIII Legislatura del Estado. Si hubieran procedido con la votación, la hubieran perdido y el escarnio por la derrota habría sido monumental.

Por eso también sacaron de la orden del día la donación al Instituto de Pensiones del Estado de once inmuebles pertenecientes al patrimonio estatal, así como la de la residencia oficial del Gobernador. Mismo caso de lo acontecido la semana pasada, cuando tampoco entraron a discusión del cuerpo legislativo los nombramientos del Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción y del comisionado del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información.

La oposición priista interna a los dislates del duartismo decadente está brotando cada vez con mayor fuerza ante la pérdida acelerada de poder de este grupo, lo que de mantenerse en esas condiciones, significaría el aborto total del blindaje de impunidad que Javier Duarte pretendió confeccionarse utilizando al Congreso del Estado, cuya LXIII Legislatura aún tiene la oportunidad de concluir su periodo con algo de dignidad.

Entre tanto, otra ala del priismo veracruzano ha decidido hundirse junto con el duartismo y sigue jugando a la “tenebra”, intentando confundir. Es el caso de quienes, desde las esferas gubernamentales, soltaron el bulo de que tras el fracaso en la imposición de Francisco Portilla como fiscal “anticorrupción”, se había convencido de entrar al quite al destacado jurista Francisco Berlín Valenzuela.

Nada más falso. El ex Subsecretario de Asuntos Jurídicos estatal y actual director de la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia en la ciudad de Xalapa, confirmó a quien esto escribe que, en efecto, recibió una invitación para inscribirse como aspirante a fiscal ahora que el proceso se intentará reponer, misma que no aceptó, en primer término, por considerar el jurisconsulto que no cubre el perfil requerido para el cargo por su formación y experiencia en una rama del Derecho diferente a la que se requiere en dicha posición. 

Pero fundamentalmente, Francisco Berlín declinó ir a la Fiscalía porque “no estoy de acuerdo en que sea esta administración la que promueva estas acciones legislativas”, en un ejemplo de congruencia y honestidad política, valores que no conocen en el círculo gobernante actual.

Desesperados porque se acerca la hora final, desde el priismo duartista todavía se aferran a espejismos, como otro bulo, éste soltado por el aún dirigente estatal tricolor Amadeo Flores Espinosa, quien difundió este jueves que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación había ordenado el recuento parcial y total de la elección a gobernador en 22 distritos del estado, avivando esperanzas entre sus correligionarios.

Otra falsedad. Lo que resolvió el Tribunal Electoral federal al discutir el expediente SUP-JRC-277/2016 fue desechar un recurso presentado por el PAN para impedir, a priori, el recuento de votos solicitado por el PRI en su impugnación de los pasados comicios, el cual aún no ha sido determinado por el Tribunal Electoral de Veracruz.

“Es hasta que el Pleno del Tribunal Electoral de Veracruz emita la resolución definitiva, en el mencionado incidente, cuando se podría impugnar tal determinación, pues es hasta que se resuelve en definitiva sobre la pretensión de nuevo escrutinio y cómputo, cuando el acto pudiera generar un agravio al Partido Acción Nacional o a otro sujeto de Derecho”, señala textualmente la sentencia aprobada en sesión del pasado 6 de julio por el Tribunal Electoral federal.

Así andan. De la rebelión al ridículo.

Email: aureliocontreras@nullgmail.com

Twitter: @yeyocontreras