MVC-CON-FAMILIARES-3-600x274
Redacción- 2016-07-2610:20:50-
Con los asesinatos de los alcaldes de San Juan Chamula, Chiapas, y de Pungabarato, Guerrero, ocurridos el sábado pasado, ya suman 47 presidentes municipales, electos y en funciones, asesinados del 2003 a la fecha, de acuerdo con un conteo realizado por la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC).

De acuerdo a lo publicado por Aristegui Noticias, el reporte elaborado con información pública señala que la mayoría de los ataques han sido perpetrados por el crimen organizado y que estos se intensificaron a partir del año 2012, pese a que ya venían incrementándose desde que inició el sexenio del ex presidente Felipe Calderón.

El desglose de la ANAC indica que 40 alcaldes en funciones y otros 7 electos han perdido la vida en ataques armados cifra que aumenta a 79 sí se toma en cuenta a los 32 ex alcaldes que han sido victimados a partir del 2003 y hasta este fin semana.

A pesar de que la ANAC agrupa a los ediles emanados del Partido Acción Nacional (PAN), el recuento incluye a los alcaldes de todos los partidos políticos, explica el titular de la organización, Enrique Vargas del Villar.

“El número de alcaldes incluye a todos los alcaldes que han sido asesinados desde el 2003 para acá, las investigaciones arrojan que la causa más común es la actuación del crimen organizado y casi todos los casos han sido muertes violentas o con el uso de armas de fuego”, detalla.

En entrevista telefónica, Vargas del Villar revela que el ataque contra el alcalde de San Juan Chamula, Domingo López González, quien perdió la vida junto a otras cuatro personas durante una manifestación, es el primero que se deriva de un conflicto social, pero advierte que no por ello es menos preocupante que los crímenes perpetrados por personas ligadas a grupos delictivos.

“El tema de Chamula es muy delicado porque es un tema en el que se involucra la comunidad, de la información que tenemos sabemos que el alcalde se encontraba entregando apoyos al momento en que fue asesinado por personas de esa misma localidad, es un tema muy grave. Es un tipo de homicidio que no teníamos registrado y estamos a la búsqueda de un antecedente, pero parece que no los hay”, sentencia.

En tanto, días antes de sufrir el atentado que le costó la vida, el presidente municipal de Pungabarato, Ambrosio Soto Duarte, había escrito un tuit al presidente Enrique Peña Nieto, para denunciar que uno de sus primos había sido asesinado y que se requería de forma urgente el apoyo del gobierno federal para combatir al crimen organizado en la región conocida como “Tierra Caliente”.

Vargas del Villar exigió que la Procuraduría General de la República (PGR) ejerza su facultad de atracción y asuma las investigaciones desde las primeras diligencias, puesto que a su juicio, hay evidencia clara de que los grupos criminales podrían ser los autores materiales del homicidio.

Agregó que la ANAC ha elaborado un mapa de riesgo para el trabajo de alcaldes y presidentes municipales con base al número de homicidios que se han registrado en cada una de las 32 entidades federativas.

Según esta clasificación, los estados de riesgo muy alto para los ediles son Durango, Michoacán, Oaxaca y Veracruz, entidades que están marcadas por la presencia del crimen organizado.

Aristegui Noticias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO