fotos-2016-07-14-TendenciasAlternativas-478003Ciudad de México- 2016-07-1410:23:17- La columna vertebral de las discusiones fiscales desde que inició el actual gobierno ha sido el debate de gravar las bebidas saborizadas como los refrescos, pues con ello se ayudaría a combatir enfermedades como la obesidad y la diabetes que afectan a la población mexicana, informó El Economista.

Con el respaldo del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el senador Armando Ríos Piter comentó que por tercera ocasión entregarán la iniciativa para que se pague a través del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) 2 pesos por litro en vez de un peso, como se hace desde el 2014, cuando entró en vigor la reforma fiscal.

“México ocupa el primer lugar en obesidad y diabetes infantil y, para los próximos 15 años, vamos a ver que uno de cada tres estará en condición de diabetes (…) Desde que inició el gravamen a refrescos se ha logrado que disminuya en 6% su consumo; mientras que el de agua potable creció 4%”, destacó durante la presentación de la iniciativa en el Senado de la República, publicó El Economista.

El perredista indicó que la recaudación entre el 2014 y 2016 ha significado para el erario público 50,000 millones de pesos.

“Por hacer una comparación, el bono que sacó el gobierno federal para financiar a las escuelas de bajos recursos representó esta cantidad, por lo que es importante este gravamen, aunque no nos dicen en qué se han ido estos recursos”.

En este sentido, hizo un llamado para que a través de las nuevas facultades de la Auditoría Superior de la Federación, se audite los recursos que se obtuvieron por este gravamen.

El Economista / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO