Si consideramos el porcentaje de crecimiento económico en las entidades federativas de México tendríamos que coincidir que lo números veracruzanos son magros, y consecuentemente nuestros índices de progreso mínimos. Querétaro tiene un extraordinario crecimiento económico (8.4%), Guanajuato (6.5%), Baja California (6.3%), Nuevo León (6.0%), Chihuahua (5.2%) y Quintana Roo (5.1%), crecieron por arriba de 5% en 2015, y si lo comparamos con Veracruz (0.2%) podemos explicarnos el porqué de nuestro estancamiento en los últimos seis años. Una explicación al acentuado diferendo en las cifras antes referidas se encuentra en el interés de los gobiernos de esas entidades por consolidar intercambios internacionales, y su capacidad de gestión, los que en Veracruz estuvimos muy lejos de alcanzar.