Carlos 2
Carlos Arturo Luna Escudero, presidente de la Asociación de Rectores del Caribe y las Américas (ARCA), durante su ponencia.
Sociedad 3.0

Ciudad de Guatemala.- El sistema educativo que necesitamos para el desarrollo en América Latina puede ser generado mediante la reconceptualización de la educación dentro de nuestro contexto histórico y debe plantear nuevas alternativas desde la inclusión, con opciones concretas y posibles desde la igualdad, abarcando elementos pedagógicos que abarquen la diversidad cultural, el alcance de metas posibles y el desarrollo de millones de jóvenes que desean y exigen seguir estudiando, afirma el presidente de Grupo Escolar Martí del Estado de Veracruz y presidente de la Asociación de Rectores del Caribe y las Américas (ARCA), Carlos Arturo Luna Escudero.

Al participar en el 9º. Seminario Internacional “Desafíos de la Educación Superior en el Desarrollo Humano y la Sociedad”, Luna Escudero planteó que “en los inicios de este nuevo milenio se debe entender a la educación como el medio principal para hacer frente a los desafíos que implica el desarrollo económico y social de nuestros pueblos, la profundización y ampliación de los procesos de integración y su inserción en una globalización que avasalla”.

“En otras palabras –explicó- la educación debe ser un elemento crucial, un proceso eminentemente social, dirigido a maximizar el rango de oportunidades en beneficio de la población”.

Carlos 1

Ante la presencia de la doctora Hermelinda Alvarenga, secretaria pretémpore de la ALIUP y del doctor Miguel Sabino González, coordinador para Guatemala de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, el veracruzano presidente de ARCA manifestó su preocupación por el estado actual de cosas:

“Vemos con tristeza cómo día tras día, se niega a nuestros niños y a nuestros jóvenes, el derecho a serlo. Los hechos, que se burlan de ese derecho, imparten sus enseñanzas en la vida cotidiana”, expuso; y continuó: “En Latinoamérica se trata a los ricos como si fuera dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa y se trata a los pobres como si fueran basura”.

“En este océano del desamparo, se alzan las islas del privilegio. Son lujosos campos de concentración, donde los poderosos sólo se encuentran con los poderosos”.

Al referirse a la formación moral, cívica y ética de la sociedad actual, fustigó:

“Es increíble la pérdida de valores en nuestro mundo contemporáneo: Quien no tiene, no es; quien no tiene auto, quien no usa calzado de marca o perfumes importados, está simulando existir. En este mundo globalizado, tal pareciera que uno sólo existe si consume, uno solo triunfa si tiene poder adquisitivo. Vivimos en una economía de importación, con una cultura de impostación; vivimos en el reino de lo banal, del egoísmo”.

Y en lo económico, también estableció consideraciones: “Aquí, ahora, estamos todos obligados a embarcarnos en el crucero del consumo, que surca las agitadas aguas del mercado”.

“¿Qué pasará -nos preguntamos- con los millones de niños latinoamericanos que serán jóvenes condenados a la desocupación, a la marginación o a los salarios de hambre?”.

El 9o. Seminario Internacional: Desafíos de la Educación Superior en el Desarrollo Humano y la Sociedad, se lleva a cabo, este viernes 8 de julio del año en curso a partir de las 9:00 horas, en El Salón el Roble del Hotel Real Intercontinental en Ciudad Guatemala.

Participan directivos de Instituciones de Educación Superior, Organismos Estatales, Organismos Internacionales, Docentes Universitarios, líderes juveniles y cabezas del sector empresarial, interesados en promover en el ámbito de la educación superior el desarrollo de una formación integral y fomentar las alianzas estratégicas interinstitucionales que impulsen y fortalezcan una cultura de paz en los países participantes.

La Alianza Internacional Universitaria por la Paz (ALIUP) tiene como objetivo construir una cultura de paz a través de la educación de calidad orientada al desarrollo de competencias profesionales, fundamentada en el respeto de la dignidad, la promoción y protección de los derechos humanos y el desarrollo sostenible, así como el fomento del intercambio académico, científico y cultural entre las instituciones y profesionales de la Educación Superior en el establecimiento de una formación en valores en la búsqueda de la felicidad de la familia humana.

Carlos 3
Doctor Carlos Arturo Luna Escudero, presidente de ARCA; doctor William Soto Santiago, presidente de la Embajada Mundial de Activistas por La Paz y doctora Carmen Lara, directora de la misma Embajada.