Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
05 de julio de 2016

 

“¡Si no va a escuchar razones, señor auditor, entonces

proceda como mejor le parezca!” – Javier Duarte.

 

Cuando Veracruz enfrenta la peor de las crisis social, económica y de seguridad de todos sus tiempos y se puede confirmar que nos está llevando la chingada en todos los rubros, el gobierno federal se hace como el chinito, oye, y ve pero no dice nada.

Aun cuando de manera soterrada se sabe que operan a través de todas sus áreas en la Procuraduría General de la República (PGR), Sistema de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Secretaría de la Función Pública (SFP), y la Auditoria Superior de la Federación (ASF) para terminar de integrar los voluminosos expedientes con todas las pruebas y soporte documental del multimillonario desfalco que le arrebato la tranquilidad a la entidad y a sus habitantes, la sociedad aguanta estoica el criminal cambio desarrollado en Veracruz por Javier Duarte y sus cómplices.

Lunes de locos, de esos que quisieras no volver a enfrentar en la capital del estado, pero que para los funcionarios de lo que queda del gobierno Duartista incluido su titular, fue el marco propicio para demostrar que a ellos lo que pase en la entidad les vale un cuerno.

Tan solo, este lunes se pudo apreciar con que descaro y con qué cachaza, integrantes de la Subsecretaría de Gobierno, disfrutaron y departieron un pastel por el natalicio del responsable Administrativo de la dependencia en un arranque de semana crítico.

Y es así como mientras Xalapa era literalmente asfixiada por al menos seis manifestaciones en diversas dependencias, los funcionarios de la dependencia responsable de mantener la gobernabilidad social del estado, se hacían espacio para desarrollar su festejo, de este modo Francisco Javier Verterano Castañón, festejó con evento temático su cumpleaños al interior de las oficinas de Palacio de Gobierno.

Y es que las fotografías que obran en nuestro poder confirman que estos funcionarios simplemente les vale madre la entidad, enfundados en trajes de piratas, -si leyó bien- ejemplificaban lo que ya todos sabemos, que está administración fue la reencarnación del pirata Lorencillo y sus secuaces, ese que tantas veces arribó a las costas del puerto de Veracruz, para terminar saqueando la ciudad, y al ritmo de la pachanga demostrar que si los pensionados no tienen para tragar, al menos ellos si tienen para el festejo.

¿Estará enterado de este relajito el subsecretario de Gobierno, Genaro Mejía de la Merced?

Y es que esa sorna que ha lastimado tanto a los veracruzanos se demuestra con solo mirar la llegada del mismo mandatario a la capital, fotografiado por un oportuno camarógrafo, se pudo comprobar que al mismo gobernador Duarte los bloqueos lo afectaron, pero gracias a disponer de un helicóptero para sus traslados pudo aterrizar en el centro de la ciudad y así llegar hasta su despacho en Palacio de Gobierno.

Con que descaro y con cuanto desenfado el Duartismo gasta el dinero que tanta falta hace en Veracruz para resolver la cascada de asuntos pendientes que demanda la sociedad.

Vendrán los tiempos en que todos esos excesos habrán de ser castigados y créame que el castigo será ejemplar.

Sextante

Si se confirma lo revelado por el columnista Filiberto Vargas Rodríguez tras el encuentro nada grato entre el gobernador Javier Duarte y el titular de la ASF, Juan Manuel del Portal, en Casa Veracruz el pasado fin de semana, en donde hasta raspado salió el propio contralor General del Estado, Ricardo García Guzmán, al que palabras más palabras menos el auditor le habría señalado “¡Usted no se meta, señor contralor. Usted también es un pillo. Me engañó. Usted ha sido parte de todo esto!” la tormenta que se avecina en Veracruz será de proporciones bíblicas, solo como dato cabría precisar que Moisés existió solo una vez, y las aguas con todo y tiburones habrán de cobrarse la afrenta Duartista.

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx