javier-duarte-pinero-B-850x340Como dice el vate Díaz Mirón: “no viendo más que sombras en el camino, me contempla el resplandor del cielo”, así la sociedad veracruzana, inmersa en graves problemas económicos y de inseguridad pública se entretiene con las noticias que tienen que ver con el tema que hizo ganar la elección a Miguel Ángel Yunes Linares. Ayer no hubo corrillo político, mesa de café y hasta lavaderos (de ropa, por supuesto) en donde dejara de comentarse que la Procuraduría General de la República indaga “con carácter de urgente y confidencial” sobre propiedades del gobernador y sus cercanos, se habla de 69 personas físicas y morales. Tal parece que ya no es asunto electoral sino de orden judicial, y por lo pronto el gobernador ya hizo pública su declaración en la que detalla su patrimonio, el mismo que con anterioridad ha difundido. De botepronto, un diputado de la cúpula priista, Jorge Carlos Ramírez Marín, declaró: “Son bienvenidos los gestos políticos de transparencia, pero el caso Veracruz ya tiene un proceso judicial que es donde va a tener valor que se presenten las cosas y que se presenten a tiempo”.