Astrolabio Político 
Por Luis Ramírez Baqueiro
13 de julio de 2016

 

“No hay mayor pobreza que la soledad.” – Madre Teresa de Calcuta.

 

A Veracruz se lo está llevando la chingada, aseguran los expertos en análisis político, a pesar de ello, la sociedad se mantienen expectante de la actitud por demás inexplicable de su gobernador Javier Duarte, quien a pesar de los madrazos –dirían en el barrio- se crece al castigo.

Afirman algunos cercanos incondicionales al cordobés, que ha llegado a generar tal resistencia que a pesar de los chingadazos políticos, se ha curtido a los golpes cual cola de cocodrilo, pues aun cuando la Presidencia de la República vía la Procuraduría General de la República (PGR) emitió tremendo golpe el pasado lunes con las acciones de inconstitucionalidad, que en su sano juicio cualquier otro político, hubiera presentado su dimisión, sin embargo Duarte de Ochoa, se mantiene inamovible, sin un ápice de culpa.

Por el contrario, afirman algunos, a pesar de lo señalado por el ex candidato de la Coalición Unidos para Mejorar Veracruz, Héctor Yunes Landa, sostiene reuniones y acuerdos en sus oficinas, y no está ni en chanclas, mucho menos en camiseta, en Casa Veracruz, escondido.

La muestra de esta temeridad, que no se explica en cualquier persona, es lo recientemente señalado por el ejecutivo a través de su cuenta de Twitter @Javier_Duarte, en la que más que mandarle una respuesta a la solicitud de licencia hecha por el ex candidato priista Yunes Landa, se lee como una amenaza, palabras más palabras menos: Héctor: Yo gané contra el mismo adversario, en tu campaña respeté tu estrategia no esperes un resultado distinto si sigues haciendo lo mismo.

Y es que para algunos, estas acciones hablan de un temple que raya en lo patológico, muchos de los políticos veracruzanos implicados en la presente administración literalmente dejaron solo al mandatario estatal, quien a pesar de ello, no se muestra temeroso de las acciones que pudiera enfrentar por las investigaciones que desarrolla tanto el Sistema de Administración Tributaria (SAT), o la propia PGR por posibles delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, peculado y demás causales que pudieran acumularse.

La muestra de este temple probablemente provocado por una gran pérdida en su infancia, es la más reciente acción desarrollada por los 128 presidentes municipales, a los que se les obligo literalmente a firmar una carta abierta en respuesta a las que tanto el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares remitiera al presidente Enrique Peña Nieto, o las enviadas por los empresarios al mismo destinatario, en su afán de demostrar el musculo y exhibir que en eso de la gobernabilidad el aun las puede todas.

En dicha misiva los ediles achacan la obra, las acciones y la paz social alcanzada en sus respectivos municipios a la presente administración estatal, al tiempo que afirman que el gobernador electo debe esperar los tiempos establecidos en la Constitución, “para dar paso a un proceso de relevo gubernamental… de manera ordenada, legal y eficaz”.

Aun cuando resalta que el documento no fue firmado al menos por los alcaldes de de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, presidente de la Federación Nacional de Municipios de México, FENAMM; muy vinculado al senador José Francisco Yunes Zorrilla, ni el de Banderilla, Esteban Acosta Lagunes o su suplente –pues se mantiene de licencia-, el mandatario estatal pareciera continuar firme en su determinación por terminar su gestión, a pesar de las aguas turbulentas que enfrenta el estado, que hacen insostenible su permanencia.

Al menos hasta en las últimas circunstancias Duarte, se aferra al efímero poder que se le fue de entre las manos.

 

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx