Duarte
Foto de El Diario de Chihuahua.

 

Veracruz. “Esto claramente más que ser un problema de contabilidad es un problema de ladrones”, dice contundente el diputado Julen Rementería, al referirse a intrincadas operaciones hechas por la Secretaría de Finanzas para ocultar información, transferir pasivos a años posteriores y haber triplicado la deuda estatal.

De acuerdo con un reporte de la Secretaría de Finanzas entregado a la Comisión de Hacienda del Congreso de Veracruz, los adeudos del Gobierno estatal suman 9 mil 536 millones de pesos al primer trimestre de 2016.

Esta cantidad es casi el triple de la registrada al tercer trimestre de 2015, denunció el diputado Rementería, secretario de la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado.

Destacó que la información de los adeudos fue entregada por el Secretario de Finanzas estatal, Miguel Gómez Pelegrín, hasta ahora porque el Gobernador Javier Duarte envió hace dos semanas una iniciativa con la cual planea que este tipo de pasivos sean pagados con los ingresos del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal.

“No podemos ni siquiera comparar, porque ahora se trata de un listado de pasivos que tiene el Gobierno desde 2013, y por lo tanto, esto es evidencia de que la Secretaría de Finanzas fue omisa en no entregar información completa. Es un delito”, señaló el legislador.

Rementería aseguró que el último informe completo sobre la situación de las finanzas estatales es el correspondiente al tercer trimestre de 2015, con fecha 30 de septiembre, por lo que desde entonces se carece de datos para evaluar el comportamiento de los pasivos de la Administración estatal a lo largo de ese año.

En aquél entonces se indicó que el pasivo con proveedores, contratistas, aportaciones, participaciones y pensiones ascendía a 3 mil 623 millones 821 mil pesos.

Estos rubros, según la suma de pasivos a manera de resumen, suman 9 mil 536 millones de pesos.

“Esto claramente más que ser un problema de contabilidad es un problema de ladrones, porque todas las contrataciones de servicios y obras debieron haber partido de un criterio de suficiencia presupuestal y, por lo tanto, no pueden haber tanto pasivos de años atrás”, añadió Rementería.

La Secretaría de Finanzas reportó que adicionalmente la Administración estatal tiene “pasivos” por otros 2 mil 993 millones 647 mil pesos por no entregar recursos pendientes.

Ayer por la tarde, diputados de la Comisión de Hacienda del Congreso se reunieron para analizar la evolución de la deuda.

El priista Francisco Garrido, presidente de la Comisión, reveló haber recibido de la Secretaría de Finanzas el último informe trimestral de 2015 y el primero de 2016.

Enseguida, Rementería le pidió que le proporcionara el documento y, al revisar el apartado de acreedores de ambos documentos, destacó que fue en 2016 cuando se disparó el adeudo.

“No podemos aprobar recursos para deudas a futuro, y además, hemos detectado deudas duplicadas y otras posiblemente inexistentes”, añadió.

Denuncian desvíos en fideicomiso por 5 años

En los últimos cinco años, la Secretaría de Finanzas de Veracruz no reportó al fideicomiso del Impuesto Sobre Nómina más de 6 mil millones de pesos.

Así lo denunció el diputado panista Julen Rementería, quien añadió que el Órgano Superior de Fiscalización (Orfis) del Congreso del Estado fue omiso en no ordenar investigación administrativa alguna.

“¿Por qué el Orfis no ha aclarado mediante una auditoria a los ingresos que garantice que los recursos están siendo utilizados para el destino que tiene el Impuesto Sobre Nómina?”, reclamó el panista.

“¿Por qué no aclara cual fue el destino de los 6 mil millones de pesos que al amparo del artículo 188 del Código Financiero, el Gobernador actual ha ordenado no depositar al fideicomiso?”, reclamó el panista.

Hace 12 días, el Gobernador Javier Duarte envió una iniciativa al Congreso para destinar el Impuesto Sobre Erogaciones al Trabajo Personal -3 por ciento a la nómina-, al pago de los pasivos que deje la actual Administración.

Originalmente, el impuesto fue creado con una tasa del 2 por ciento, pero en octubre pasado se elevó al 3 por ciento con la promesa de una mayor inversión en infraestructura, pero según la iniciativa de Duarte, los ingresos ahora serían destinado al pago de acreedores no bancarios.

La semana pasada, Rementería denunció que ninguno de los seis titulares que han estado al frente de la Secretaría de Finanzas del Estado ha cumplido en depositar el 100 por ciento de los ingresos obtenidos por el 3 por ciento de dicho impuesto al fideicomiso.

El legislador explicó que, de acuerdo con esa disposición, el desvío de los fondos sólo pudo haber sido autorizado por el Gobernador para que fueran dispuestos a partir de un manejo discrecional.

INFORMACIÓN PUBLICADA EN:

http://eldiariodechihuahua.mx/Nacional/2016/07/19/triplica-javier-duarte-deuda-estatal/