Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
19 de julio de 2016
  • En la SSP un proveedor que se fue con Mayuli

Entre las empresas que se han filtrado con las que tiene deudas el gobierno del estado, están unas vinculadas con miembros del duartismo, otras de las que no existe referencia (por lo que se puede presumir que son fantasma), así como una buena cantidad de personas particulares, restaurantes y empresas foráneas y hasta extranjeras.

Ese es el tipo de deudas que el gobierno de Javier Duarte pretende que se paguen con los recursos del 3% a la nómina.

Por ejemplo, dos empresas presuntamente ligadas a la ex coordinador de Comunicación Social del gobierno del estado, Gina Domínguez, acumulan casi 50 millones de pesos de deuda: Eureka estrategia y comunicación, S.A. de C.V., e Imprenta y editora de Veracruz Mx, S.A. de C.V.

“Eureka estrategia y comunicación, S.A. de C.V.”, está ubicada en la calle Agua Santa 36, en la colonia Badillo, donde Gina Domínguez tuvo sus oficinas durante la campaña de Javier Duarte y que utilizó después para fines particulares.

Según la lista preliminar filtrada de los pendientes de pago que tiene la Coordinación de Comunicación Social, a “Eureka”, le deben 20 millones 592 mil pesos. ¿Qué es lo que hace esta empresa?

No hay referencia de ello.

De hecho carece de una página electrónica que identifique a que se dedica.

A una empresa sin referencias, ¿cómo se le puede acumular un adeudo de ese monto?

Pero esa no es la empresa a la que más se le adeuda por parte de Comunicación Social.

El mayor monto es con “Imprenta y editora de Veracruz Mx, S.A. de C.V.”, una empresa asentada en Montes Urales 425, en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, con una cantidad de 28 millones 665 mil 963 pesos.

¿Y qué pudo mandar a imprimir Comunicación Social como para que se acumulase ese adeudo?

Sería bueno que lo dijeran.

Pero lo más interesante es que Imprenta y Editora de Veracruz MX S.A. de. C.V., es la editora del hoy extinto periódico El Águila de Veracruz,  al cual también se vinculó a Gina Domínguez. El vínculo entre la Imprenta y el periódico se puede observar mejor en http://goo.gl/a36JRv

El Águila después se transformó en Capital, y ambos periódicos, siempre se regalaron en las esquinas, con el inconveniente de que los últimos números de Capital ya nadie los quería recibir.

Entre los acreedores de Comunicación Social está “Ububble”, empresa del hijo de Adela Micha, con facturas pendientes por casi 3 millones de pesos.

Por parte de Comunicación Social hay otras deudas con empresas de las que no existe referencia. Por ejemplo “Publi Zarey”, a la que se le deben, supuestamente, 4 millones 730 mil pesos, lo único que aparece es un perfil de Google+, pero incluso este no tiene publicaciones.

Esa lista contiene también a “Insight advertising and consulting SA de CV”, la cual está asentada supuestamente en Estados Unidos, con 5 millones 800 mil pesos.

En esa lista está también el nombre de “Solís Arredondo Fátima Elideth”, con un adeudo de 5 millones 809 mil pesos; la única referencia ligada a este nombre es que solicitó ingresar a la carrera de Nutrición de la Universidad Veracruzana en 2014, pero no llegó a presentar el examen de admisión. ¿Quién es esta persona a la que se le deben casi 6 millones de pesos?

También existe una cuenta pendiente con un “Taller de publicidad y cinematografía” por 13 millones 552 mil pesos, el cual supuestamente está en la calle El Coyol, número 11, en una colonia popular de la ciudad de Veracruz.

De la misma forma hay un anotado de 7.5 millones para una agencia de publicidad que aparentemente no tiene movimiento desde 2014 “Marca tu espacio”.

SEGURIDAD PÚBLICA: UN PROVEEDOR QUE SE FUE CON MIGUEL ÁNGEL YUNES PORQUE NO LE PAGABAN.

En la lista preliminar filtrada de Seguridad Pública del Estado, quien aparece con mayor deuda es “Abastecedora de Víveres AVI S.A. de C.V.”, propiedad de Rafael Abelardo Gómez Acosta, quien prestó servicios de alimentación para varios penales del estado durante el gobierno de Fidel Herrera y de Javier Duarte, con un monto de casi 196 millones 234 mil pesos.

Rafael Gómez Acosta es también dueño del “Grupo Las Américas”, donde se incluye la empresa CSA, de mantenimiento de vehículos, que igualmente está enlistada con 3 millones 842 mil pesos.

Rafael Abelardo es además dueño de la concesionaria Peugeot en Veracruz ciudad, y el antiguo local de la misma es ahora la sede del gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, a quien apoyo precisamente por el fuerte adeudo que el gobierno del estado tiene con él.

Las deudas de Seguridad Pública incluyen hasta a la Sociedad Civil que tiene su mismo nombre, con 118 millones de pesos.

Pero igualmente abarcan a la empresa que hace las licencias de conducir en el estado, Cosmocolor, propiedad de Jorge Antonio Kahwagi Macari, quien fue diputado por Nueva Alianza y tiene fuertes nexos con Fidel Herrera y Javier Duarte.

En la lista está Roberto Esquivel Hernández, dueño de Asever S.A. de C.V. Pues bien, tan sólo a Roberto anotan que se le deben 71 millones 747 mil pesos, mientras que con Asever la cuenta pendiente es de 1 millón 599 mil pesos.

¿Qué hizo Roberto Esquivel para que le deban todo ese dinero?

En las cuentas pendientes de esta dependencia sobresale una empresa denominada “Trazabilidad y comercio de productos frescos M & L S de RL”, de la cual no existe referencia, pero con un pendiente de pago por 84 millones.

¿Cómo es que una empresa en estas condiciones, que podría considerarse fantasma incluso, se le puede poner un adeudo tan alto?

Seguridad Pública anota también una deuda por 54 millones con la agencia Ford Zapata, ubicada en Tlalnepantla, Estado de México, a la cual le compró vehículos cuando en el estado las agencias distribuidoras no quisieron venderle más por los débitos acumulados. ¿O será porque esta agencia es de alguien con muy buena relación en Seguridad Pública?

La SSP igualmente anota un fuerte pendiente con “Tecnologías de información América” una empresa poblana que vende o distribuye equipos electrónicos, por un total de 40 millones.

Con una cantidad no tan grande, pero si llamativa, por el tipo de giro del establecimiento, en la lista aparece “El Tablao”, razón social de “El Muelle del bule bar”, un restaurante ubicado en Boca del Río, con 511 mil 820 pesos. ¿Pues qué se comieron o qué tomaron? O ¿cuántas veces fueron y cuántos?

En su lista hay deudas tan poco esclarecedoras, como la que tienen con “Abastecedora Mogar”, la cual se dedica a “otros servicios profesionales, científicos y técnicos”, ¿qué significa eso? El monto son 17 mil 910 pesos.

O cosas tan extrañas como los casi 3.5 millones de pesos pendientes con “Creatividad y cultura local AC”, orientada a difundir la diversidad cultural, cuya última actividad fue en 2015 y aparentemente asentada en Guanajuato.

Otra de las muchas deudas raras, es la anotada con Uninet, una empresa fabricante de tintas para impresoras de escritorio, por 556 mil pesos, ¿qué tanto imprimieron?

A una empresa denominada PES Prospectiva, le adeudan casi un millón de pesos por servicios de consultoría, aparentemente, “en busca de soluciones a problemáticas complejas”, según lo que dice la empresa que es su actividad.

Según esa lista, Seguridad Pública debe hasta los uniformes que usan su personal, pues a la empresa Nic Handel, fabricante de uniformes, le tienen pendientes 40 millones.

Estas son solo unas muestras del tipo de deudas que quiere trasladar el gobierno de Javier Duarte a la próxima administración, con el fideicomiso del 3% a la nómina.

Una carga que finalmente quiere dejarnos a los terrenales.