CLAROSCUROS
Por José Luis Ortega Vidal
19 de julio de 2016

 

(1)

En política no existen ni la gratuidad ni la casualidad.
Existe, en cambio: la causalidad.

(2)

La firma de las 7 Leyes Anticorrupción llevada a cabo ayer por Enrique Peña Nieto ocurrió en un contexto muy específico: el adiós a los compromisos del Pacto por México y la consolidación del equipo compacto del Presidente por su sucesión.
Los panistas aplaudieron…
Los perredistas reconocieron…
El Secretario de la Función Pública renunció cual bufón…
Angélica Rivera devuelve la “Casa Blanca” -que ´compro´ con su sueldo de Televisa- al Grupo Higa…
Enrique Peña Nieto pidió perdón a los mexicanos por el escándalo de la misma “Casa Blanca”…
El perdón no fue porque se reconozca a la casa como producto de un saqueo al erario público –que lo es- sino porque la percepción del tema lastimó a los mexicanos, dijo Peña.
Es decir, el Presidente de México se auto-valora como alguien honesto y considera que sus gobernados interpretamos mal las cosas…
Esta mala interpretación lo llena de dolor y congoja y entonces nos pide perdón por:
a) No expresarse con propiedad
b) Robar y dejar huellas
c) Porque de plano .-en su percepción- somos muy pendejos y a él, como Presidente, se le parte el alma

(3)

En fin: ayer, con la entrada en vigor de las 7 Leyes Anticorrupción y el perdón presidencial los mexicanos hemos ratificado que tenemos un Presidente ratero, casado con una cómplice, con aspiraciones histriónicas que devienen cinismo y empeñados en robarnos por los sexenios de los sexenios…amén.
Al mismo tiempo quedó claro que Enrique Peña Nieto sacó sus canicas del juego con la oposición y de aquí al 2018 cada quien se rascará con sus propias uñas…
No más Pacto por México, no más concesiones políticas a nadie que no esté dentro de su círculo de confianza; lo que incluye y excluye a grupos priístas rivales…
Los peñanietistas van por la Presidencia en el 2018 y si para eso deben engañar, engañarán…
Si deben robar, robarán…
Si deben volver a montar un teatro como el de ayer, lo harán
Si deben entregar cabezas aunque sean tricolores, las entregarán…
Si el pueblo pide sangre, se la darán…
Si el pueblo quiere pruebas de que la lucha anticorrupción del PRI va en serio, buscarán esas pruebas…aunque sean falsas, a medias o impunes porque castiguen a ladrones sí, pero no a los de su grupo…
¡Que se haga la voluntad de Dios, pero en los bueyes de mi compadre!
He ahí la filosofía del grupo compacto que gobierna México alrededor de Enrique Peña Nieto…

(4)

No es casual que en su edición de ayer el periódico nacional “El Financiero” publicara a ocho columnas:
Prepara Duarte su mansión en Houston, Texas
El gobernador de Veracruz aparece en la lista de nuevos miembros de un club. Además, tiene una mansión en el mismo fraccionamiento, acusa Yunes Linares. Entre 400 mil dólares y 3.5 mdd, cuesta una casa en Woodlands Park.
CIUDAD DE MÉXICO.- El exclusivo Woodlands Country Club, en Houston, Texas, tiene dos nuevos miembros distinguidos. Se trata de Javier Duarte de Ochoa, gobernador saliente de Veracruz, y su esposa, Karime Macías.
Duarte, quien está a tres meses y medio de dejar el poder en medio de acusaciones de enriquecimiento ilícito y amenazas de que será llevado a prisión, figura en la lista de cinco nuevos propietarios de una membresía en este exclusivo club. Así lo muestra la revista interna del Woodlands Country Club –a la que El Financiero tuvo acceso–, en cuya edición de julio da la “Bienvenida” a los veracruzanos, junto con los matrimonios Chandler, Linden y Nash.
En marzo de 2016, el panista Miguel Ángel Yunes, hoy gobernador electo de Veracruz, acusó en conferencia de prensa que el mandatario estatal, Javier Duarte, había adquirido propiedades en el extranjero por un valor superior a los 60 millones de pesos, a través de prestanombres. Una de las casas, aseguró Yunes, la adquirió el gobernador a través de su cuñada, Mónica Ghihan Macías Tubilla, en el número 83 del Birch Canoe Drive, del lujoso fraccionamiento The Woodlands Creekside Park, lado Oeste.

(5)

Javier Duarte se defendió: admitió ser socio del Woodlands Country Club, en Houston, Texas y dijo que pagó las membresías con dinero de su sueldo.
Exhibió -incluso- en twitter, una copia del pago vía Banorte.
Lo que no detalla Duarte de Ochoa es el costo del acceso de él y su esposa al exclusivo club norteamericano.
Insiste, por otra parte, en negar la posesión de propiedades en el extranjero como lo afirma su Némesis –originalmente lo fue de Fidel Herrera y hoy lo es de ambos- Miguel Angel Yunes Linares.
De hecho, MiYuLi habló de propiedades duartistas fuera de México desde varios meses atrás, cuando andaba en campaña por la gubernatura y fue entrevistado en La Noticia en el Café de Olmeca TV, en Coatzacoalcos.
Ahí, mencionó al reportero el nombre de Mónica Macías Tubilla, cuñada del gobernador, como uno de sus numerosos prestanombres en una amplia red de corrupción que se ha ventilado en otras fuentes: el periódico digital Animal Político, la Auditoría Superior de la Federación y la PGR, entre ellas.

(6)

Peña Nieto se burla y en política la comedia puede funcionar a favor del burlador si cuenta con los aliados adecuados y con las víctimas suficientes para alimentar el circo.
Al respecto: Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua aportan suficientes bocados para un PRI debilitado y hambriento de credibilidad.
Desde la Presidencia de la República enviaron el mensaje del “te aplacas” y el gobernador veracruzano no se ha aplacado.
Alguna vez, Javier Duarte le dijo a un grupo de periodistas: “Si quiero le puedo cambiar el nombre a Veracruz. Se podría llamar, por ejemplo, Disneylandia”.
Se refería al control que mantenía y mantiene sobre el Congreso Local pastoreado por su socio Juan Nicolás Callejas, longevo cacique magisterial del SNTE jarocho.
Duarte y sus borregos van por los recursos del 3 % a la nómina y su empleo para el pago de deudas.
Empresarios estatales harán huelga de pagos pero Javier recurrirá a este dinero bajo la misma lógica que –apenas en junio pasado- lo llevó a comprar el acceso a un Club lujoso de Houston, Texas.
Javier actúa bajo la lógica de Disneylandia y no atiende los mensajes enviados por su Emperador.
El burlador se lo puede comer o al burlador le puede ocurrir que le declamen aquello de: “los muertos que vos matáis, gozan de buena salud…”
Ya veremos.

(7)

Miguel Angel Yunes recibirá un Estado con las arcas vacías y su margen de maniobra política se ajustará a encarcelar a Duarte y compañía o MORENA obtendría –la candidata será Rocío Nahle- una oportunidad de oro para hacerse del gobierno veracruzano.
En el altiplano lo saben, lo leen y van por un triunfo del PRI en la contienda Presidencial del 2018.
De no darse las condiciones: preferirán pactar una entrega del poder al PAN, antes que a Andrés Manuel López Obrador.
En todo caso, Veracruz es clave para que el PRI no entregue la banda presidencial a un rival ya sea azul o moreno.
Así las cosas la membresía texana se antoja cara, tan costosa como la frialdad de una celda que acomode las cosas a favor de los señores y señoras del poder, quienes observan calculadoramente al hijo desobediente que no entiende la diferencia entre la bamba y la bemba…