¿A qué calificativo acudir cuando a quien vive en hambruna se le quema el jocoque? Así le ocurre a quienes encabezan la Secretaría de Salud del gobierno estatal adonde acude la población más menesterosa de Veracruz para atender problemas de salud y normalmente no encuentra medicamentos porque hay desabasto de medicinas, que ahora se incineran porque han caducado, lo que ratifica una deficiente administración hospitalaria y el nulo interés de los responsables del área por desempeñar su trabajo con eficacia y responsabilidad. Antibióticos, vitaminas, gotas, jarabes, etc., una gran variedad de medicamentos fueron incinerados como si estuviéramos en jauja, ¿por qué?, la respuesta le corresponde a la Contraloría del estado que debiera iniciar una investigación para conocer las causas de ese desperdicio de medicamentos y el dinero que representa.