Viernes contemporáneo
Por Armando Ortiz
12 de julio de 2016

A cada santo se le llega su día, reza el sabio dicho. El gobernador de Veracruz Javier Duarte, a través de su oficina virtual, es decir su cuenta de Twitter, ha mandado un mensaje a los legisladores veracruzanos para que detengan cualquier maquinación en contra de Veracruz. En un mensaje que bien pudiera haber enviado a los diputados de manera personal y secreta, pero que prefirió hacer público, escribió: «Exhorto a la Comisión de Procuración de Justicia de la @LegisVer declarar desierta la convocatoria para nombrar al Fiscal Anticorrupción». En otro mensaje también vía Twitter declaró lo siguiente: “De acuerdo con la @PresidenciaMX los miembros de la terna a Magistrados Anticorrupción han declinado y no enviare ninguna otra propuesta”. En pocas palabras Javier Duarte reculó y pide a los legisladores veracruzanos del Congreso local que dejen de hacer caso a sus pendejadas.

Los mensajes fueron enviados a las 13 horas del día lunes, apenas 40 minutos después de que el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, anunciara que la PGR inició acciones de inconstitucionalidad en contra de los Congresos de Veracruz y Quintana Roo.

Al parecer el presidente Enrique Peña Nieto, quien tiene muchos temas por atender, se ha decidido a poner un alto a los gobernadores que buscan blindar su salida con una serie de iniciativas que les asegure impunidad.

El argumento que esgrimiera Eduardo Sánchez es que en el recién nacido Sistema Nacional Anticorrupción no caben las intentonas legislativas de Javier Duarte ni de Roberto Borge, quien valiéndose de los Congresos de sus estados pretenden imponer fiscales anticorrupción a modo y salas anticorrupción con magistrados corruptos.

Seguramente esta acción tiene que ver con las dos cartas abiertas que Miguel Ángel Yunes Linares dirigiera al presidente de la República en donde solicitaba que detuviera al Nerón veracruzano que quiere incendiar Veracruz.

Por si esto fuera poco, el senador con licencia Héctor Yunes Landa, en conferencia de prensa leyó un comunicado en donde mostraba su posicionamiento con respecto a los últimos acontecimientos en el estado. En ese mensaje en el que como priista reconoce los agravios de Javier Duarte en contra de los veracruzanos pide «al titular del Poder Ejecutivo de Veracruz, a Javier Duarte de Ochoa, solicite licencia de manera definitiva al cargo que hasta hoy ha ostentado y ha incumplido. Yo le pido al gobernador Javier Duarte –enfatiza Yunes Landa- que por dignidad, que por respeto a la investidura que ostenta, solicite licencia y se retire del cargo que hasta este momento tiene».

Por su parte Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador electo exige que Javier Duarte sea separado de su cargo. En conferencia de prensa y después de denunciar penalmente ante la Fiscalía del estado a Vicente Benítez por enriquecimiento ilícito, Yunes Linares apuntó: «Duarte ha provocado una crisis de consecuencias gravísimas en Veracruz y si tuviera vergüenza hoy mismo solicitaría licencia al cargo que ostenta. Los veracruzanos no lo queremos, el gobierno federal y su partido se avergüenzan de él».

Vaya con el lunes negro de Javier Duarte, quien ahora no ve lo duro sino lo tupido. El gobernador siempre requirió de un buen asesor jurídico, alguien que conociera la Constitución a cabalidad, y no uno que lo estuviera empinando y lo expusiera a estos momentos de suma vergüenza.

El ratón ya no quiere queso, sino que los saquen de la ratonera. Que alguien le preste una bolsa de pan a Duarte para que meta la cabeza.

 aortiz52@nullhotmail.com