ahorro-gasolina1Redacción- 2016-07-3010:34:06-  La gente tiene que irse acostumbrando a que los precios de las gasolinas suben en ciertos meses del año y bajan en otros, de acuerdo con los movimientos de los mercados energéticos internacionales, pero eso no justifica el incremento de otros bienes y servicios, manifestó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher, dijo que en la reforma energética nunca se estableció el compromiso explícito de que se iba a tener gasolina barata porque los precios se mueven en ambos sentidos como efecto de la liberalización del mercado en 2018 y que en este año estamos en la etapa de transición en donde se observa un patrón estacional similar al de Estados Unidos.

“No tendría por qué darse (el aumento en otros productos) en el sentido que claramente lo que tiene que ir sucediendo es que la gente se vaya acostumbrando a que las gasolinas pueden ir subiendo o pueden ir bajando con la reforma luego de varios años de un mercado cerrado con un monopolio público.

“Eso implica que poco a poco la gente irá cambiando su referencia e irá entendiendo que los precios de las gasolinas y el diésel así como pueden subir, también pueden bajar”, reiteró.

Lo que queremos es que la gente poco a poco vaya entendiendo y vaya internalizando sus decisiones en el hecho de que habrá meses que suban y meses en los que los precios bajen.

Precios variables

Miguel Messmacher se encarga de actualizar los datos para determinar el precio de las gasolinas de acuerdo con una fórmula establecida, explicó que dos elementos son los que determinan la evolución del costo para el público en general.

Primero, es la cotización del barril de petróleo, luego el patrón estacional de consumo en el mercado de Estados Unidos, país de donde México importa las gasolinas.

“Durante el verano y otoño, en la época de vacaciones la gente tiende a utilizar mucho el vehículo y hay más demanda de gasolina y eso hace que los precios sean más altos”, expuso el funcionario. Mientras que en el invierno y primavera, los precios tienden a ser más bajos porque disminuye la demanda.

Más competencia

Lo que sí se espera con la reforma es que haya más competencia y con ello se tengan mejores precios relativos de los combustibles. Destacó como fenómeno
interesante el que se está dando en el mercado del gas LP, donde la apertura del mercado se está acelerando porque se adelantaron las importaciones a partir de este año.

“Ha venido generándose poco a poco una competencia en el sector del gas LP, en los tanques estacionarios y que consume más la gente, y es resultado de la competencia que viene de la reforma que varias de las compañías en las últimas semanas están empezando a ofrecer descuentos de 10 por ciento a sus consumidores y es un resultado positivo”, mencionó Messmacher.

Premium ya no subirá

El precio de la gasolina Premium no subirá más en este año y se va a quedar en 14.81 pesos por litro, que es el precio en el que se va a vender en agosto, dijo el funcionario.

“La Premium llegó al techo de la banda de 3%, eso implica que la Premium no va a subir más durante los próximos meses porque llegó al tope de más 3%”, dijo. En el caso de la Magna, dijo que está dos centavos abajo del techo, por lo que sólo puede subir dos centavos en lo que resta del año y no más.

Daños colaterales

Se estima que para agosto podría verse un incremento en la inflación en la primera quincena del 0.25%, por lo que se espera que la inflación al cierre del año se ubique en 3.2%, contra el mínimo histórico de 2.1% en que cerró 2015.

Los precios de las gasolinas presionan a las empresas por los costos de transporte, sin embargo las condiciones del mercado pueden evitar que los precios de otros productos aumenten en la misma proporción.

“Puede haber otros factores que compensen la estructura de costos de las empresas como los precios de granos que están bajando de manera importante incluso algunos a mínimos de 10 años.

“Por otro lado la oferta y la demanda se ha enfrentado mucho más competencia y eso les dificulta aumentar precios, es mover márgenes de comercialización, no estaría pensando un efecto de segunda ronda pero hay que evaluar”, dijo el analista financiero Eduardo González.

Pero las gasolinas no serán el único producto que presionarán tu billetera, pues los precios de productos agropecuarios se han comportado de una forma más volátil en lo que va del año, tan solo en junio subieron su precio casi 11% y que decir del gas doméstico natural cuyo precio en los primeros seis meses del año aumentó 9.81%.

Sin embargo, para el González, el segundo semestre del año por estacionalidad traerá menos presiones en productos agropecuarios como el aguacate, la naranja y otros cítricos.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Guardar