Sin remitente 
Por Sabino Cruz V.
01 de julio de 2016

Las razones que sostienen los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación para mantener bloqueados 18 puntos de acceso a seis de las ocho regiones del Estado de Oaxaca y prácticamente sitiados algunos municipios, así como la detención de varios policías federales, para presionar al Estado-Gobierno de que derogue/abrogue la Reforma Educativa, desde su visión son correctas y están apegadas a derecho.

Las razones que el Estado-Gobierno argumenta para no tomar medidas más severas, que garanticen el derecho de libre tránsito, el abastecimiento de productos de la canasta básica a grupos en situación de pobreza extrema y marginación de la zona, el surtido de productos perecederos a pequeños/medianos/grandes centros comerciales, la distribución de combustible a las estaciones de servicios o refinerías, el respeto a la dignidad de las personas, su patrimonio y al empleo, también desde su visión son correctas y están apegadas a derecho.

Sin embargo, la exclusión al aprendizaje, desarrollo de habilidades y valores a los que son marginados miles de estudiantes de nivel básico y media superior, no solo del estado de Oaxaca, sino también de Chiapas, Michoacán y Guerrero, no forma parte de los argumentos para detener por un momento sus actos; pues ambos contendientes solo buscan salir victoriosos de sus demandas: recuperar privilegios sindicales-frenar el cese de hostilidades.

Generación de hombres/mujeres que se verán imposibilitados de formar parte de un mercado global que demanda (compra) creatividad, innovación, trabajo colaborativo, emprendimiento y renovación constante de los saberes; individuos que se ubicarán entre los “excluidos sociales” al no ser capaces de interpretar/dialogar con las nuevas tecnologías de la comunicación e información (TIC); “ciudadanos del mundo” impedidos de trascender su localidad, e impotentes de enfrentar los cambios constantes que la economía mundial les presente.

Lo que está en juego en los municipios declarados en rebeldía, como también en Veracruz donde la sección 32 del SNTE sigue actuando bajo el modelo de usos y costumbres, no solo es el presente de generaciones enteras, sino el futuro del país en el que viviremos el resto de nuestros días, la solidez de sus instituciones, la fortaleza de la economía, la competitividad científica/tecnológica, la seguridad nacional, así como la autodeterminación, la habilidad para aprender a aprender y de aprender haciendo.

La razón con la que cada quien justifica su actuar, no tiene razón de ser cuando se violan derechos de terceros, cuando no se respeta la dignidad de las personas, de recibir servicios educativos y de salud de calidad; pero principalmente, cuando los niños y jóvenes en edad de estudio están en riesgo de repetir el grado que cursaban, frenando con ello su desarrollo integral y la oportunidad de cambiar su “Destino Manifiesto”.

Cuando la lucha por la reivindicación de privilegios gremiales está por encima de la calidad de los servicios educativos y la socialización de los procesos de aprendizaje, se propicia un “apartheid neuronal” (Assmann, 2002, pág. 24), por lo que no hay razón que justifique la atrocidad que se hace a uno de los principales componentes del Sistema Educativo y del presente/futuro del país: los educandos.

El colapso social que desde hace más de una semana muestran los municipios de Oaxaca y Chiapas, con pérdidas millonarias en los sectores de servicios e industrial, el deterioro de la calidad de vida, el cierre de los centros educativos y/o culturales, la cancelación de turistas nacionales/internacionales, además del repunte de los niveles de pobreza extrema, exige pasar del diálogo a emprender acciones firmes que restablezcan la gobernabilidad, pasar de las negociaciones de gabinete al desalojo con el uso de la fuerza pública de ser necesario.

Comentario Breve

La agresión que recibe el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, al salir del Congreso del Estado el pasado miércoles 29 de junio del año que corre, por parte de los “400 pueblos” que lidera César del Ángel, devela no solo la complicidad/incapacidad de Javier Duarte de Ochoa de garantizar el libre tránsito e integridad física, sino que también el respeto a la envestidura de un individuo que representa el deseo de miles de nativos y avecindados de tener un gobierno de alternancia.

Los actos vandálicos que desde hace varios años realizan grupos, en aras de supuestos reclamos sociales, agitadores adiestrados que recibe financiamiento de las altas esferas del poder, para manifestarse en contra de un adversario político, bien para evitar que sea nombrado candidato a un puesto de elección popular o para que se destituya de un cargo público, no deben ser tolerados por los gobiernos que son elegidos democráticamente.

El “V Congreso-Tequio Académico de la Red VITAE-V.I.D.A. Feria Internacional Regional Científica, Artística Y Artesanal” (FIR-Artesanal), convocado por Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales de la UV está en riesgo de realizarse porque la Casa del Lago-UV pide un pago diario de 10 mil pesos por el préstamo de las instalaciones.

Programado para realizarse del 17 al 20 de noviembre de 2016 con el objetivos de fomentar la ciencia, la cultura, tradiciones locales y regionales entre productores artesanales, agro productores, gobierno, artistas, científicos-académicos y estudiantes; así como apoyar la capacitación y asistencia técnica a los artesanos para mejorar sus condiciones de competencia en los mercados tanto locales, nacionales e internacionales, los organizadores se enfrentan a la negativa de condonar la renta a una entidad que forma parte de la misma Universidad Veracruzana.

Referencia

Assmann, Hugo. (2002). Placer y ternura en la educación.  Hacia una sociedad aprendiente. Madrid: Narcea, S.A. de Ediciones.