Economía y sociedad
Por Hilario Barcelata Chávez
27 de julio de 2016

El miedo a rendir cuentas y someterse a una fiscalización profunda que podría demostrar que la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) se ha manejado al margen de la ley, es la causa por la que el gobernador ha enviado una iniciativa de ley, para modificar la forma en que se constituye la Junta de gobierno, y el modo en que se elige al rector.

La iniciativa de reforma a la ley número 276 que regula a la UPAV, intenta eliminar de la Junta de Gobierno, a quienes la constituían originalmente que son: el gobernador del estado, que actualmente es el presidente de la junta y los titulares de las siguientes secretarías: de Educación, de Gobierno, de Finanzas y Planeación y de Salud, y al Presidente de la comisión permanente de Educación y cultura del congreso del estado.

La iniciativa propone que ahora la Junta de gobierno se componga “…por cinco miembros electos de entre los académicos de esta Casa de Estudios… los cuales durarán en su encargo tres años  y podrán ser reelectos por un solo período más”.

De esta manera, el actual rector tendría el control absoluto sobre la Junta de gobierno, porque, el artículo tercero transitorio de esta iniciativa indica que el Consejo Técnico Académico, designará a los miembros de la primera Junta de Gobierno, a propuesta del Rector.

De manera que los miembros de la Junta de Gobierno serán personas incondicionales al Rector, lo que permitirá a este actuar arbitrariamente y manejar la institución a su antojo y garantizar su reelección dentro de cuatro años, porque es la Junta de gobierno la que tiene la facultad de nombra al rector.

La fiscalización y rendición de cuentas de la UPAV podría acabar con un jugoso negocio privado que ha degradado la educación superior.

hbarcel@nullhotmail.com