Según el destacado economista, Hilario Barcelata, la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) “se niega a hacer pública su información financiera” en cuanto a “sus ingresos y gastos no declarados en Cuenta pública y no reportados en sus estados financieros, remuneraciones a profesores, espacios educativos e inmuebles disponibles, número de alumnos, maestros, tabuladores del personal…”. Será interesante conocer el resultado de la indagatoria de Barcelata porque le asiste la razón, pues la UPAV es un organismo público descentralizado y como tal está obligado a transparentar sus cuentas ya que recibe aportaciones del presupuesto del gobierno. Para cumplir con el dictado de la ley en este caso la UPAV no tiene ni para dónde hacerse.