Tránsito del Estado

Veracruz- 2016-07-0409:02:12- Israel Hernández/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El programa de fotomultas fue un negocio redondo para el Gobierno del Estado: en los primeros 6 meses de operación recaudaron 24 millones 897 mil 443 pesos a costa de 66 mil 152 autos infraccionados en las ciudades de Xalapa y Veracruz.

El dinero que llegó a la cuenta de banco de la Secretaría de Finanzas y Planeación entre septiembre de 2015 y febrero de 2016, fue tres veces mayor a lo recaudado por el gobierno estatal entre septiembre de 2014 y febrero de 2015 por concepto de multas de tránsito.

El éxito monetario que resultaron las fotomultas puede dimensionarse de la siguiente manera: en un semestre, lo recaudado en dos municipios superó tres veces el ingreso obtenido por infracciones de tránsito a nivel estatal (7 millones 964 mil 197 pesos, según la Sefiplan).

Lanzado para disminuir los accidentes viales en las ciudades de Xalapa y Veracruz, el programa de infracciones a través de cámaras sirvió como fuente de ingresos para las arcas estatales que atraviesan su peor momento de los últimos 15 años con una deuda bancaria superior a los 45 mil millones de pesos.

En agosto de 2015 inició sus operaciones y se canceló por decreto de Javier Duarte de Ochoa a partir del 2 de abril de 2016, justo en el arranque de las campañas a la gubernatura del estado.

Para justificar su implementación y permanencia, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y las dependencias de Tránsito en los municipios de Veracruz y Xalapa dieron cuenta que el programa redujo hasta en un 75 por ciento los accidentes viales.

Sin embargo, tal afirmación no es comprobable debido a que la SSP, a través de la Dirección de Tránsito y Transporte Público, se ha negado a revelar las estadísticas de estos siniestros, los cuales deben contener fecha, lugar, edad de conductores y número de heridos/muertos, según sea el caso.

EXCESO DE INFRACCIONES

La única dependencia que respondió a las diferentes solicitudes de información pública hechas por IMAGEN del Golfo fue la Sefiplan.

Si bien entregó la documentación en tiempo y forma, la oficina encargada de administrar el dinero de las fotomultas no precisó cuánto dinero ha pagado a la empresa Autotraffic S.A. de C.V. y tampoco supo explicar dónde han ido a parar los casi 25 millones de pesos recaudados hasta febrero 2016.

De acuerdo al informe de Sefiplan, obtenido mediante la solicitud de información (Infomex-Veracruz) número 00229016, entre septiembre-octubre detectaron a 7 mil 306 vehículos en exceso de velocidad. Durante esos dos meses, el gobierno cobró 2 millones 836 mil 574 pesos.

Pese a la señalamientos y avisos de la presencia de radares, en noviembre el número de fotomultas escaló a 9 mil 714, suficientes para reunir 3 millones 769 mil 518 pesos; en diciembre hubo una ligera reducción y se registraron 8 mil 914 infracciones, las cuales recaudaron 3 millones 476 mil 096 pesos.

El arranque del año 2016 duplicó las fotomultas, de manera que en enero se contabilizaron 18 mil 285 y el gobierno obtuvo 6 millones 798 mil 874 pesos.

El alza se debió, en parte, a que también se incrementó el número de gabinetes en las avenidas y los equipos móviles (autos con cámaras a bordo) que infraccionaban sin el mínimo aviso.

En febrero la estadística alcanzó su máximo con 21 mil 933 fotomultas, cuyo cobro logró 8 millones 16 mil 381 pesos para el gobierno.

De los 24 millones 897 mil 443 pesos que generó el programa, el 81 por ciento (20 millones 338 mil 811 pesos) fueron aportados por conductores de vehículos particulares, mientras que el 19 por ciento correspondieron a unidades del transporte público, tanto camiones como taxis.

‘LUGARES ESTRATÉGICOS’

A partir del 20 de agosto del 2015, con la entrada en vigor del nuevo reglamento estatal de tránsito, las multas por exceso de velocidad incrementaron considerablemente, por lo que las fotomultas oscilaban entre los mil 400 y los 2 mil 100 pesos, según la gravedad o si se trataba de un auto particular o de servicio público.

Las nuevas disposiciones dieron pie a la instalación de las cámaras en diferentes puntos de Xalapa y Veracruz, y de acuerdo al propio gobernador Javier Duarte de Ochoa, el programa estaba encaminado a bajar la tasa de accidentes y la mortandad a causa de estos.

No obstante, los equipos fueron puestos en tramos y avenidas de alta velocidad, pero que con la reforma al reglamento, los límites no superaban los 50 o 60 kilómetros por hora.

En el puerto de Veracruz, por ejemplo, los radares se ubicaron en las avenidas Rafael Cuervo, Fidel Velázquez, J.B. Lobos, Miguel Alemán y Cuauhtémoc.

Mientras que en las avenidas Ejército Mexicano Poniente, Salvador Díaz Mirón y el bulevar Manuel Ávila Camacho se implementaron monitoreos temporales con equipos móviles.

Germán García Contreras, director del Consejo Municipal de Protección Ciudadana y Vialidades, afirmó que la distribución de los gabinetes y de las avenidas se hizo con base en la incidencia de choques, volcaduras y muertes derivadas de accidentes viales.

“Nosotros determinamos activar el programa ‘Conduce T’ en donde teníamos más accidentes. Las estadísticas pudimos obtenerlas gracias al Consejo Estatal de Prevención de Accidentes y de la plataforma nacional.

“En la zona norte, lo que respecta a Rafael Cuervo y Fidel Velázquez tuvimos la encomienda de reducir la velocidad de los autos, ya que la mayoría mantienen velocidad de autopista en una zona urbana.

“Algo similar se hizo en Miguel Alemán (acceso Sur al puerto); en Cuauhtémoc había muchas volcaduras y J.B. Lobos se utilizaba como autopista en el tramo pasando la plaza comercial de El Coyol”, explicó.

Según García Contreras, durante los 7 meses que duró el programa bajaron los accidentes graves en un 45 por ciento; en términos generales se redujeron un 70 por ciento.

“En ese plazo teníamos unos ocho accidentes diarios, pero en cuanto se canceló el programa hubo un incremento del 25 por ciento (…) desde luego son mediciones basadas en los accidentes que atiende la autoridad, pues hay una cifra negra de siniestros de los que no se tiene registro”, sostuvo.

Entre los datos duros y los discursos institucionales hay una gran diferencia, por ello se solicitó a la Dirección de Tránsito y Vialidad de la SSP la información referente a los accidentes en las zonas donde se instalaron los radares.

Hasta la fecha la solicitud está estancada con el argumento de una excesiva carga de trabajo en el área administrativa.

Aunque es una estrategia pensada en salvaguardar la integridad de automovilistas y transeúntes, la mayoría de los gabinetes están anclados en zonas de muy bajo o inexistente flujo peatonal.

En Xalapa, por ejemplo, los equipos fueron puestos en zonas despobladas de las avenidas Murillo Vidal, Lázaro Cárdenas e incluso en el libramiento de Coatepec. En Veracruz lo mismo ocurrió en Rafael Cuervo, Fidel Velázquez y Miguel Alemán.

POSIBLE REGRESO

Si bien el programa de foto infracciones se canceló, la concesión para Autotraffic se mantiene vigente, según lo expuso el diputado Julen Rementería del Puerto a finales de marzo.

Diferentes asociaciones civiles, líderes empresariales y diputados de oposición al gobierno estatal no descartaron la reanudación del programa vial.

Cuestionado sobre el futuro cercano de las fotomultas, Germán García dijo desconocer bajo qué términos se detuvo la iniciativa y qué pasará con los gabinetes que aún siguen instalados.

“Nosotros seguimos a la espera de instrucciones desde el Congreso, del gobierno estatal y por supuesto del alcalde Ramón Poo. En tanto no haya una novedad, las infracciones solo se limitarán a los oficiales de Tránsito”, expuso el funcionario porteño.

Recientemente el gobernador Javier Duarte anunció la condonación de recargos y pendientes en impuestos estatales, incluido el referente a la tenencia vehicular y los derechos por poseer un auto.

Bajo este contexto, las fotomultas podrían no volver, ya que tal y como lo señaló el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, el actual mandatario busca mermar las finanzas para el gobierno entrante.

La única forma de que se reactive el programa es que Yunes Linares no cumpla con una de sus promesa de campaña: revocar la concesión a la empresa.

OSCURO CONTRATO

La falta de transparencia ha reinado en la relación entre la Secretaría de Seguridad Pública y la empresa Autotraffic S.A. de C.V., la cual es encargada de prestar el servicio tecnológico y la plataforma digital de captura para las fotomultas.

Sin importar los recurrentes exhortos del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, la SSP se ha negado a revelar el contrato con la compañía que obtuvo el beneficio por adjudicación directa.

IMAGEN del Golfo se sumó a las decenas de ciudadanos que pidieron transparentar el convenio entre las partes, pero al igual que el resto de los interesados, la solicitud se quedó en algún cajón de la dependencia a cargo de Arturo Bermúdez Zurita. La única parte que hasta ahora se conoce es la revelada en el informe de Sefiplan:

De acuerdo a la cláusula primera del Convenio Modificatorio fechado el 21 de julio de 2015, el gobierno pagará a la empresa la cantidad de 393 pesos por cada fotomulta cuando el pago del conductor se haga a partir del quinto día siguiente a su imposición.

Cabe recordar que entre el quinto y el décimo día hay un descuento del 50 por ciento y a partir del onceavo día, el descuento es cero.

En caso de que el automovilista cumpla con el pago durante los primeros 5 días siguientes a su imposición, Autotraffic S.A. de C.V. recibirá 232 pesos.

El desconocimiento del resto de las cláusulas del convenio entre la SSP y la compañía dificulta calcular cuánto dinero ha llegado a cada una de las partes, dado que la recaudación ha sido variable.

Ante la falta de precisión de la Sefiplan, tampoco se tiene certidumbre sobre si los 24 millones 897 mil 443 pesos serán repartidos o si son el resultado final del convenio.

UN ENIGMA

Además de mantener oculto el contrato y las cantidades de dinero obtenidas, el gobierno estatal también se ha mostrado renuente para demostrar en qué se ha invertido el dinero.

El exdirector de Tránsito, Edmundo Martínez Zaleta, afirmó en agosto del 2015 que una parte del recurso captado se utilizaría para mejorar la señalética urbana, renovar semáforos y mantener en buenas condiciones las principales avenidas de las ciudades participantes.

A través de la solicitud de información a Sefiplan se quiso conocer el destino de las infracciones, pero la oficina omitió el tema y se remitió a la SSP. No obstante, la corporación policiaca no ha contestado una sola petición.

Incluso quedó estancado el convenio entre el gobierno estatal y el Ayuntamiento de Veracruz, el cual establecía la entrega del 50 por ciento de los recursos obtenidos mediante la vía de las fotomultas; este acuerdo lo promovió el regidor Juan Montes de Oca.

Recaudación por infracciones 
de tránsito a nivel estatal

Mes Monto recaudado

Septiembre 2014 Un millón 419 mil 858 pesos

Octubre 2014 Un millón 476 mil 506 pesos

Noviembre 2014 Un millón 085 mil 007 pesos

Diciembre 2014 Un millón 360 mil 061 pesos

Enero 2015 Un millón 320 mil 337 pesos

Febrero 2015 Un millón 302 mil 428 pesos

Total 7 millones 964 mil 428 pesos

Fuente: Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado.

Ingreso por fotomultas en Xalapa y Veracruz

Mes No. de fotomultas Servicio Público Vehículos particulares Total recaudado

Septiembre/octubre 2015 7 mil 306 664 mil 189 pesos 2 millones 172 mil 385 pesos 2 millones 836 mil 574 pesos

Noviembre 2015 9 mil 714 985 mil 135 pesos 2 millones 784 mil 383 pesos 3 millones 769 mil 518 pesos

Diciembre 2015 8 mil 914 580 mil 343 pesos 2 millones 895 mil 753 pesos 3 millones 476 mil 096 pesos

Enero 2016 18 mil 285 Un millón 109 mil 264 pesos 5 millones 689 mil 610 pesos 6 millones 798 mil 874 pesos

Febrero 2016 21 mil 933 Un millón 219 mil 701 pesos 6 millones 796 mil 680 pesos 8 millones 016 mil 381 pesos

Total 66 mil 152 24 millones 897 mil 443 pesos millones 558 mil 632 pesos 20 millones 338 mil 811 pesos

Fuente: Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado.