Política
Por Mario Mijares
25 de julio de 2016

1.- Si algo tiene el gobierno del Estado Vaticano, es el conocimiento de la política universal. Sobre todo, están al día de lo que pasa en los países en donde están sus grandes fortalezas e intereses. La semana pasada la arquidiócesis primada de México de manera extraña, cuestionó las reformas estructurales del gobierno federal. Las cuales, asegura que, “están haciendo agua”. Asimismo, declaró que 2016 ha sido año del calvario para los mexicanos, ya que ha estrangulado a millones de sus habitantes con las nuevas alzas en los combustibles y tarifas eléctricas. Además ponen en duda sí realmente la reforma energética está corriendo por los caminos adecuados.

Resulta extraño que la Iglesia Católica que históricamente ha sido la atractiva concubina del gobierno mexicano, discuta y declaré sobre la inestabilidad social, y critique -la reforma educativa-. Sobre todo, que sus representantes duden de la promesa presidencial, respecto a que volverá la tranquilidad al país quien dijo que; “eso queda en la pura retórica populachera”. El señalamiento hacia el gobierno de EPN es contundente, sobre todo porqué, viene de esta Institución religiosa. Posiblemente ya estén apostado a la memoria histórica de los votantes. Los cuales es probable, que como solución a tal desastre en el 2018, dejen de votar por el PRIAN, y arribe MORENA.

1.- La dificultad es que la oligarquización del Estado Mexicano, ya lleva un camino muy avanzado, y también conviene recordar sobre el escenario político de casi una centuria. En la que el imperialismo norteamericano, obligó a los gobiernos priistas a descartar cualquier otra forma de gobierno o de cualquier signo diferente al oligarca, Había que dejar de lado la tiranía tradicional, el comunismo galopante, la república o la democracia clásica.

Desde esa época, ha prevalecido la hegemonía de ese país rico, sobre todas las cosas, -bajo el supuesto del párrafo anterior-. En México fue determinante realizar todo tipo de reformas, para así terminar con el proyecto revolucionario, por tanto se tenía que hacer una mudanza vía pacífica, para que la oligarquía arribara al poder. Las instrumentos utilizados, han sido sin duda las reformas constitucionales, además de las leyes menores, de esta manera ha sido el principio oligarca, el que han defendido los gobernantes mexicanos desde hace una centuria.

2. Es de esta forma que se ha venido administrando en favor de la ganancia plutocrática, todo en base a lo que ellos califican como democracia-liberal. De esta manera, estimado lector, sino se cambia de rumbo es probable que en el curso de lo que queda de la centuria del veintiuno, México por medio de la propaganda ideológica, logre por fin la transición política, tan deseada por miles de -vende patrias. Los cuales odian la pobreza y todo régimen popular y nacionalista.

Por otro lado, la hipótesis que cada día parece más verosímil es el arribo de Donald Trump, candidato que es apuntalado por la oligarquía más poderosa del planeta. Sí esa que se llena los bolsillos, vía fabricación de todo tipo de armas, y transporte terrestre, aéreo y marítimo. Una ralea que inclusive las otras oligarquías menos malas, le temen, aun con la firma de paz que sirvió para guardar un –equilibrio entre ellas- el cual fue signado después de la cruenta guerra de conquista y anexión del Norte sobre el territorio Sur de los Estados Unidos en 1861 a 1865. 

3.- La promesa de la oligarquía que apoya a su presuntuoso candidato, es retomar las riendas del mundo, tal como desde antaño lo han logrado una y otra vez, los ejemplos son muchos. Quién no recuerda cuando la Wall Street se volvió el centro financiero mundial en sustitución de la City de Londres. O bien con el gobierno de Richard Nixon en 1973, declarando la muerte del patrón oro en el modelo internacional monetario, consiguiendo que el dólar fuera por muchos años la divisa fuerte y reserva de todos los países del planeta tierra.

Donald Trump, en su último discurso en la Convención Republicana, señaló de forma inteligente -para atemorizar al votante- que existe en Estados Unidos un tipo de recesión profunda, desempleo  y desplome de las actividades industriales de este país. La promesa es parar drásticamente el empobrecimiento de los habitantes angloamericanos.

Preexiste un gran porcentaje de triunfo de este representante y empleado del esquema oligarca. El candidato presidencial republicano, Donald Trump, prometió sacar a EU de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Asimismo, se ha mostrado muy combativo con la organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que Trump considera obsoleta para hacer frente a amenazas modernas, como el terrorismo yihadista, con gran beneplácito de Putin.

Sin duda, el militarismo y su capacidad bélica conjuntamente con su desarrollo tecnológico, los pondrá de nuevo en la punta del planeta, su objetivo es crear riqueza a toda costa y costo, pues es ya histórico que la Unión Europea, ha pagado a buen precio por que los Estado Unidos sea el policía del mundo. 

4.- Así mientras tanto, al otro lado del contorno sur de los Estados Unidos, -me refiero al territorio mexicano-, pues  no existe en este momento una razón para reconocerlo como Estado. Se está en espera de la trasformación final de la Carta Magna.