El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local Juan Nicolás Callejas Arroyo asegura que “como priista apoyo a Javier Duarte de Ochoa”, una actitud digna de registrarse ahora que la nave está haciendo agua. Pero una vez que el legislador deje de serlo, asimismo dejará de representar a un Poder Estatal, entonces el peso de esa lealtad se reducirá al ámbito personal y por lo mismo perderá jerarquía política, no así el valor moral del respaldo. Duarte de Ochoa pudiera ser o no propietario auténtico del patrimonio que se le atribuye, en afirmativo tendría que explicar su procedencia, pero al menos habrá de entre políticos quien lo respalda, como en este caso el profesor Callejas.