Hubiera resultado muy difícil para la Fiscalía General del Estado retrasar el resultado de la investigación sobre los hechos sucedidos la semana pasada en las instalaciones del Congreso del Estado cuando el grupo de Los 400 Pueblos agredió al gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, a Ricardo Anaya, presidente del PAN y a Santiago Creel Consejero Electoral de este partido. Todo fue muy obvio, desde la súbita aparición de la organización que dirige César del Ángel, hasta la escena en la que se advierte cómo se lanzaban piedras, palos y ladrillos contra Yunes y compañía. Afortunadamente nada de cuidado pero fue temeraria la concepción de la idea de agredir al gobernador. Ya tiene la Fiscalía a trece presuntos culpables, ahora lo que sigue.