gina-dominguezAntaño, en los albores del duartismo, la señora Gina Domínguez manejó decenas de millones de pesos para implementar la política de comunicación del naciente gobierno, incluso se habla de un enriquecimiento “explicable” y de la adquisición de muebles e inmuebles a cargo de la señora Domínguez, si es cierto o no corresponderá investigarlo a la autoridad correspondiente. Por lo pronto, en columna periodística de Marco Antonio Aguirre Domínguez se señala que dos empresas propiedad de Gina Domínguez, la Eureka estrategia y comunicación, S.A. de C.V., e Imprenta y editora de Veracruz Mx, S.A. de C.V. están incluidas en la lista a pagar con dinero del impuesto al 3% a la nómina: “a “Eureka”, le deben 20 millones 592 mil pesos; a “Imprenta y editora de Veracruz” se le adeudan 28 millones 665 mil 963 pesos; el reportaje incluye otras empresas acreedoras con asignaturas millonarias del gobierno hacia ellas. Así, es entendible la reacción y resistencia de los empresarios en aprobar que el recurso del impuesto del 3% a la nómina se destine a solventar esas deudas, si los diputados lo entienden o no es el problema porque ellos aprueban.