Sin títuloEn el evento organizado para promulgar el Sistema Nacional Anticorrupción,  después de reconocer su “error” por la adquisición de la Casa Blanca, el presidente de la república prosiguió su discurso haciendo hincapié en el papel jugado por la ciudadanía en el diseño, impulso y aprobación de esa Ley; fue muy significativo ese mea culpa presidencial, por lo que es destacable la forma en que finalizó su intervención: “Pero al final esto es sólo un discurso sino se refleja en hechos”, es decir si no se actúa. No pocos toman ese trozo del discurso como un claro mensaje de que las acciones del gobierno federal contra la corrupción van en serio y algo tendrá que hacer para demostrar que no todo fue retórica sino que se reflejará con hechos.