Todavía hace tres años se presumía que los programas de gobierno habían reducido el número de pobres en la entidad, sin embargo, o no tenía sustento en la realidad ese discurso o simplemente el impulso se dejó al “ahí se va”; pero seguramente las cifras son contundentes como para ocultarlas y es la razón por la que en su visita a Veracruz el Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, se abstuvo de abordar el tema del rezago social en la entidad. Se presumía en el gobierno estatal la inversión de miles de millones de pesos para programas de desarrollo social, para creación de empleos, pero parece que todo fue en vano porque más de la mitad de la población veracruzana se compone de gente viviendo en condiciones de pobreza.