El 4 de abril de 2012, durante su visita al puerto jarocho, Peña Nieto, candidato del PRI a la presidencia, tenía programada una comida con integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y otros empresarios, que se canceló de última hora. En Veracruz no pocos de los hombres de negocios de manera velada o abierta habían expresado su descontento con la forma de gobernar de Duarte, correligionario del candidato presidencial