Boca
Jaír García
La Jornada Veracruz

Aún no existe y ya deben pagarse $30 millones mensuales por su mantenimiento 

Maquinación del gobernador, legalizada subrepticiamente en la Gaceta Oficial

El gobernador Javier Duarte de Ochoa dejará comprometido al próximo mandatario Miguel Ángel Yunes Linares, así como a los siguientes cinco gobernadores a pagar un estimado cercano a 20 mil millones de pesos por la construcción del nuevo puente sobre el río Jamapa en Boca del Río, cuyo costo es de apenas 2 mil 404 millones de pesos.

Dos días después de que el Organismo Público Local Electoral (OPLE) entregara la constancia que acredita como gobernador electo a Yunes Linares, el actual gobernador Javier Duarte firmó el acuerdo para la creación de una asociación público-privada para el desarrollo de la solución técnica integral que considera el diseño, construcción, conservación y mantenimiento de las obras que resuelvan el problema vial existente en el cruce del puente Boca del Río sobre el río Jamapa y el acceso a las vialidades aledañas.

Para ello, se favoreció a la empresa Sociedad de Nacionalidad Mexicana Puente de Boca del Río SA de CV, con sede en el Distrito Federal. Conforme al acuerdo firmado, apenas el pasado 13 de junio y publicado en la Gaceta Oficial del Estado en un número extraordinario y de manera subrepticia el 29 de junio, el gobierno de Veracruz ya estaría obligado a pagarle desde este mes de julio 30 millones de pesos más IVA a la citada empresa por la obra, de la cual aún ni siquiera existe el proyecto.

En las cláusulas se establece que cada año habrá de actualizarse el pago mensual en favor de la empresa, por lo cual se aumentará conforme al índice de inflación más otros factores, por lo que al final de la concesión por 30 años, la empresa podría haber cobrado un monto cercano a 20 mil millones de pesos y multiplicado su inversión hasta casi en mil por ciento.

La dependencia encargada de realizar los pagos será la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), la cual dispondrá de todos los recursos públicos estatales, participaciones federales o de ser necesario solicitar líneas de crédito para cumplir con los pagos mensuales.

Dentro del convenio se establece que la empresa tendrá un plazo de dos años para terminar el puente, pero si dentro de los primeros 12 años no ha iniciado ninguna obra, entonces el gobierno de Veracruz podrá dar por terminado el contrato, sin obligarla a devolver un peso de los que haya cobrado hasta ese momento.

La SIOP también está obligada a entregar el derecho de vía liberado a favor de la empresa para que haga la obra correspondiente.

Una vez concluido el puente, durante los 30 años que durará la concesión, la empresa se verá obligada a realizar una programa de conservación rutinaria, uno de manera quinquenal, otro de reconstrucción y uno de mantenimiento, todos orientados a brindar seguridad al uso del puente y las vialidades de acceso y aledañas que comprenda el proyecto.

INFORMACIÓN PUBLICADA EN: 

http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=160704_044942_277