El gobernador Javier Duarte declaró a Imagen del Golfo que las acusaciones sobre las empresas fantasmas son ocasionadas por el proceso electoral recién concluido y asegura que el gobierno no está “involucrado” en el caso de esas empresas: “El tema del SAT, es un tema entre el SAT (Servicio Administración Tributaria) y empresas particulares, en nada tiene que ver el gobierno de Veracruz”. Sin embargo, olvida que su gobierno pagó a esas empresas por una prestación de servicios, es decir, existió una relación comercial con ellas, luego entonces sí está involucrado al grado que el SAT ya solicitó a la autoridad correspondiente la citación de tres funcionarios del gobierno estatal.