CongresoPara demostrar que no hay segunda sin primera, la mayoría priista del Congreso estatal, aparejada con el voto incondicional de diputados “independientes” (como el presidente de la Comisión de Vigilancia), del Verde y el Panal, hicieron de las suyas y votaron a favor del dictamen que crea dos fideicomisos para pagar deuda con lo obtenido por el impuesto al 3% a la nómina; ese paquete incluye la lista de empresas enviada por la Secretaría de Finanzas para ser favorecidas por el pronto pago. Por increíble que parezca, con sus inopinadas votaciones la bancada priista ha venido actuando irracionalmente en contra de los intereses de la población veracruzana, la misma a la que juraron servir y a la que hipotéticamente representan. De nada valieron los argumentos que señalan el ocultamiento de información financiera y de turbios manejos financieros, la consigna se impuso.