Sin tacto
Por Sergio González Levet
 12 de julio de 2016

Este lunes hay una conglomerada reunión en el edificio del CEN del PRI en la Avenida Insurgentes del ex DF.

En ella están inmersos todos, todos, todos los presidentes estatales del partido (incluido Felipe Amadeo Flores Espinosa, of course) y con ellos quien será el nuevo dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, junto con los miembros de su flamante equipo… flamante y tecnócrata, porque sus integrantes vienen a terminar la era de los dinosaurios, del PRI jurásico que recibió el golpe de gracia apenas el 5 de junio pasado.

El grupo de los técnicos cercanos a Peña Nieto, la mayoría egresados del ITAM (que tiene muchas coincidencias de formación y hasta de amistad con el grupo cercano al presidente Calderón, también lleno de itamitas), atildados, preparados en el extranjero, con maestrías y doctorados, que saben usar el smartphone y pueden manejar sus propias redes -aunque tienen quién les haga la chamba-… ese grupo ha llegado al PRI para quedarse hasta la campaña presidencial, para manejar la delicadísima campaña de 2017 cuando se sustituya al Gobernador del Estado de México, para designar presidentes estatales, candidatos estatales y federales.

Un grupo que va a mover todo el pandero en adelante, sin manlios ni gamboas que les estorben con sus consejitos anacrónicos.

Van a barrer con la antigua nomenklatura, lo están haciendo ya, y renovarán con nombres diferentes, con juventudes hasta ahora echas a un lado por la pervivencia de los viejitos que no querían soltar el puesto, el sueldo, el presupuesto, las canonjías.

Y entonces los cambios van a cambiar.

En Veracruz, por ejemplo, la designación del nuevo dirigente recaerá en el ahora más influyente senador Pepe Yunes Zorrilla, quien se levanta como el seguro próximo candidato a Gobernador y el hombre fuerte del partido en Veracruz.

Sobre su liderazgo se irán uniendo las corrientes, los grupos, las militancias, ahora que por primera vez en 80 y tantos años el PRI no tendrá un gobernador emanado de sus filas.

Y Pepe tendrá que designar un perfil similar al de quien ejercerá la presidencia nacional. Así es la política.

Por eso se espera que llegue al CDE un político joven, con preparación política y manejo de los intríngulis de la administración pública; cercano en el afecto y sobre todo seguro en la lealtad.

Muchos han quedado fuera. Son los que aspiraban confiados en su experiencia, en sus largas jornadas haciendo talacha desde las juventudes revolucionarias; que empezaron desde abajo y aprendieron a pegar el volante en el poste, a colgar el pasacalle, a entrarle al perifoneo, a impulsar las porras para el candidato.

Ahora lo que rifará serán los estudios académicos, la preparación política, el cosmopolitismo.

Con esos perfiles, por ejemplo, hay dos personajes en Xalapa: Adolfo Toss y el delegado del ISSSTE Renato Alarcón Guevara.

Por ahí va ahora la cosa.

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com