camacamaSin ser precisamente lo mismo pero con significado muy semejante, el reportaje de Carmen Aristegui sobre la Casa Blanca, propiedad atribuida a la esposa del presidente, tiene repercusiones similares al reportaje de animalpolitico.com sobre las empresas “fantasmas” proveedoras del gobierno veracruzano que impactó severamente en la administración encabezada por Javier Duarte de Ochoa. Esas empresas ya son referencias en el tema de la corrupción, como se observa ahora que Duarte de Ochoa presenta su declaración patrimonial 3 x 3 y el IMCO decide no aceptarla hasta que no se resuelva la investigación en curso. En entrevista a “Contraportada”, Alexandra Zapata Hojel, investigadora del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) señala: ‘la realidad que esa ya no es la corrupción que estamos viendo, es una corrupción mucho más compleja utilizando diferentes mecanismos’… algunos de los mecanismos para el desvío de recursos son adjudicaciones directas con empresas, así como la creación de empresas fantasma ‘estas que tenían todos estos contratos con el gobierno de Veracruz, también tendríamos que hablar de prestanombres, todos los funcionarios del estado que están siendo investigados por la Procuraduría General de la República (PGR), por este desvío de recursos’.