priiii_0De acuerdo a la información que la realidad veracruzana arroja cada día será muy difícil que el relevo de Amadeo Flores Espinosa al frente del Comité Directivo Estatal del PRI provenga de una recomendación emanada del gobierno estatal, entre otras razones por el motivo elemental de que el gobernador Duarte de Ochoa ya va de salida. Obviamente otras consideraciones tienen que ver con que haya perdido la elección, otras más porque al interior de su equipo no se advierte algún precandidato con el perfil suficiente para aglutinar a las fuerzas vivas de este partido. Adicionalmente, y es la razón de mayor peso, porque la nueva dirigencia trae la consigna, aparte de levantar el partido, de reposicionarlo para la elección de 2018, un proceso que pasará por el filtro de Videgaray; circunstancia que aporta la premisa fundamental: luego entonces, en Veracruz José Yunes Zorrilla es mano para proponer.