seguropopular
Xalapa- 2016-07-27- LeticiaCruz/
El Seguro Popular no está respondiendo, con la justificación de “esto no lo cubre”, la población más necesitada queda desprotegida, expresó José Castañeda Mejía, de 62 años, quien espera una cirugía para colocarle un urolume, ya que padece una afección en la uretra.

Don José es originario de Tuxpan, pero necesita permanecer en Xalapa en espera de tratamiento, además de que constantemente hay que recolocarle una sonda urinaria, por lo que para sobrevivir bolea zapatos.

“Hay veces que en el hospital ya no quieren ni ponerme la sonda, porque a veces me la tienen que cambiar, yo no sé cómo le voy a hacer”.

Desde hace tres años llegó a la capital del estado, para recibir atención médica. Las dificultades económicas comenzaron junto con las de su tratamiento para ser operado y recibir el implante de un urolume, por lo que encontró apoyo con unos humildes vendedores de periódico, quienes le dan alojo.

“Ellos son mi apoyo, yo no tengo familia, el único apoyo que he recibido ha sido de ellos”.

El problema de salud de José, que le provoca tener permanentemente una sonda urinaria, le impide hacer trabajos que impliquen gran esfuerzo, por lo que se gana la vida dando bola a los zapatos.

“A veces me canso un poco caminando, tengo diez años enfermo y he recaído bastante. Nomás salgo y arreglo zapatos en las calles, pero de repente me siento mal y me voy a acostar, entonces trabajo por ratitos”.

José no ha sido operado porque el urolume, la pieza que él necesita recibir, cuesta en promedio 42 mil pesos, y eso no lo cubre el Seguro Popular, por lo que aunque es atendido en el Centro de Especialidades Médicas de Xalapa, no le brindan mayor atención de la que él puede pagar.

“Me traen vuelta y vuelta y pues me dicen que no hay dinero para pedir la pieza, el urolume; incluso cuando hay que cambiarme la sonda, casi casi me tengo que pelear para que me la pongan. Yo no tengo Seguro (IMSS), y mi enfermedad no la cubre el Seguro Popular porque me dicen que eso es cosa de Urología, de especialistas, y pues luego ni la sonda me quieren poner”.

Ante ello, José pide apoyo a la sociedad y autoridades para que pueda realizarse su cirugía y recibir el implante de urolume que necesita.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO