Sin títuloNo es posible evadir tema tan importante como el de la corrupción, ese flagelo de la sociedad moderna que en mayor medida nos afecta a los mexicanos y da pie a la impunidad convirtiéndose en un binomio indisoluble en México. Hasta ahora en que se organiza un marco para combatir a quienes hagan mal uso del recurso público y que para defenderse alegan motivaciones políticas. No es fácil procesar a culpables o indiciados por corrupción, ahí la lleva a Arturo Núñez con Andrés Granier; lo saben la gobernadora Claudia Pavlovich, de Sonora, con Guillermo Padrés; también Jaime Rodríguez, en Nuevo León, con Rodrigo Medina; habrá que darle seguimiento a lo que logre Javier Corral el actual gobernador de Chihuahua, y Miguel Ángel Yunes en Veracruz con Javier Duarte, o Carlos Joaquín González con Roberto Borge en Quintana Roo; ya hay marco legal, el siguiente paso es aplicarlo como corresponde a un Estado de Derecho.