Econjomista

 

El Economista

La situación en Veracruz es más preocupante de lo que salta a simple vista, coinciden en señalar analistas financieros del país, en un trabajo del diario El Economista, ya que la Entidad tiene un nivel de calificación más bajo que otros estados y podría empeorar la percepción sobre su economía, ya que si se oculta información sobre las finanzas de la Entidad es que la situación es muy grave.

El alto nivel de endeudamiento de Veracruz así como prácticas de transparencia y contabilidad deficientes suponen que la situación financiera del estado es más preocupante de lo que se sabe, advirtió Kristobal Meléndez, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Luego de que Moody’s y HR Ratings bajaran la calificación al estado por el desconocimiento que hay de sus finanzas públicas, el especialista explicó que al bajar la nota hay un mayor riesgo y una advertencia severa sobre la falta de transparencia que hay en el estado.

“No sabemos qué vaya a suceder, ya cuando salgan las cifras más actualizadas, puede haber sorpresas, en ese sentido estas calificadoras están previendo grandes riesgos”, advirtió.

De acuerdo con Moody’s, Veracruz tiene una nota por debajo del rango de calificaciones para los estados mexicanos, las cuales abarcan de “B1” a “Baa1”, esta mala evaluación de la entidad se debe a que, respecto del resto de las entidades, refleja niveles de ingresos propios inferiores a la media calificados en “Ba3” y niveles de deuda por arriba de la mediana.

Según la opinión crediticia emitida por Moody’s, las calificaciones de emisor de “Baa3.mx” (escala nacional de México) y “B1” (escala global, moneda local) asignadas a Veracruz reflejan la persistencia de déficits financieros, los cuales representaron 3.4% de los ingresos totales al cierre del 2014.

Las consecuencias

Por otro parte, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), refirió que tener una buena calificación crediticia es fundamental para conseguir crédito a tasas más bajas, “cuando la calificación crediticia baja implica que va a salir más caro contratar un nuevo crédito”.

El especialista comentó que las instituciones financieras que estarán dispuestas a otorgar este crédito se reducen porque la percepción de riesgo es mayor y esto provoca limitar la capacidad del estado de contratar créditos y financiar su gasto; por lo tanto, significa una mayor restricción para su presupuesto.

“En los siguientes años la capacidad de generar un gasto que promueva el crecimiento económico será menor”, afirmó José Luis de la Cruz.

Con gran déficit financiero

Desde el 2008 la entidad ha registrado déficits permanentes. Al 2014 registró un déficit consolidado equivalente a 3.4% de sus ingresos totales. La calificadora prevé que en el 2015, 2016, y 2017 la entidad presente déficits del orden de 3 por ciento. No obstante, advierte que el déficit podría aumentar entre 3 y 5 puntos porcentuales si los eventos de aceleración incluidos en los contratos de deuda derivados de la falta de información se activan.

Específicamente, al cierre de junio del 2016 Veracruz fue el único estado calificado por Moody’s que no había entregado estados financieros para el ejercicio 2015. De acuerdo con la calificadora, la falta de información financiera otorga el derecho a los acreedores de Veracruz de acelerar el pago de su deuda, lo cual pudiera ejercer presión considerable en las finanzas públicas del Estado.

Moody’s también considera que, de presentarse un evento de aceleración, el déficit de Veracruz podría oscilar entre 3 y 8% de los ingresos totales; además, hay falta de transparencia respecto de su endeudamiento bancario de corto plazo y presenta dificultades para conciliar el estado de ingresos y egresos con movimientos en el balance.

“No se sabe claramente qué es lo que está sucediendo con las finanzas públicas del estado; cuando entre el nuevo gobernador se van a descubrir muchas cosas”, advirtió Kristobal Meléndez.

Falta reglamento para frenar corrupción

Kristobal Meléndez explicó que la nueva ley de disciplina financiera implica que habrá una mayor transparencia en los estados; no obstante, a pesar de que la ley está en la redacción de su reglamento, todavía no están las reglas bastante claras para hacer que esto se haga vigente, aunque confía en que, cuando éste esté listo, será un freno importante para la corrupción.

“El gobernador se está tratando de proteger a través de leyes, por lo que puede haber alguna sorpresa en cuanto a la deuda, el problema es que nosotros como analistas recibimos la información trimestralmente, las cifras que podemos hasta ahorita analizar son las de marzo del 2016”, dijo.

INFORMACIÓN PUBLICADA EN:

http://eleconomista.com.mx/estados/2016/07/20/deuda-escasos-ingresos-dieron-veracruz-nota-baja