La iniciativa de basificación del gobernador Javier Duarte de Ochoa traerá serias consecuencias, según señala el maestro Hilario Barcelata, adversas para la administración pública de entidad pues se incrementará sustancialmente el gasto corriente, reduciendo recursos que pudieran destinarse para la compra de medicinas, equipamiento médico, construcción de infraestructura carretera y educativa, etc., adicionalmente esa medida contraviene los acuerdos con la Federación, por los que a cambio de reducir gasto corriente se obtienen recursos del Fondo de Aportaciones Federales para Entidades Federativas (FAFEF), y que por la masiva basificación aprobada en el Congreso local difícilmente podremos contar con esos recursos. De por sí la burocracia guarda elevados niveles de improductividad, con el sustancial incremento en la nómina la improductividad será mayor.