Ayer fue un día agitado para la población de Xalapa y ciudades circunvecinas pues los bloqueos carreteros y de oficina trastornaron severamente la vida cotidiana de sus habitantes; fue hasta casi terminada la tarde cuando se desbloquearon las vías más transitadas de esta conflictuada ciudad, tras negociaciones entre el gobierno del estado y los manifestantes. Es de temer que se repitan las manifestaciones de protesta porque según los términos de los “arreglos” será muy difícil que se pueda cumplir con las demandas pues estas se resuelven con dinero y es precisamente lo que el gobierno no tiene. Ayer quienes protestaron fueron maestros y jubilados, ¿Quiénes mañana?