El recurso de inconstitucionalidad presentado por la Procuraduría General de Justicia ante la Suprema Corte contra las acciones que han desplegado en materia de anticorrupción los gobernadores y Congresos de Veracruz y Quintana Roo, da un gigantesco vuelco a esa desaforada actividad legislativa en un intento por mediatizar al nuevo órgano anticorrupción y proteger su salida del gobierno. La PGR señala que tales medidas en Veracruz y en Quintana Roo no “son acordes al Sistema Nacional Anticorrupción” y no tienen cabida legislaciones locales “a modo”, y adicionalmente legislan en el vacío pues las leyes de este Sistema aún no se han publicado. Esta inusitada acción de la PGR pondrá en alerta a más de uno sobre posibles acciones del gobierno federal contra lo que considere actos de corrupción por desvío de recursos, que serviría también como herramienta de campaña para el 2018.