Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
21 de julio de 2016
  • Declaración de quiebra este jueves 21

  • Mayuli, llamado a la rebelión fiscal

Este es un llamado urgente a los senadores Yunes, Pepe Yunes y Fernando Yunes, el primero, ahora el único Yunes rojo, el segundo, de la estirpe de los Yunes azules:

¡U-R-G-E—- U-N—- I- N-T –E-R-V-E-N-T-O-R—–F-I-N-A-N-C-I-E-R-O—-E-N—–V-E-R-A-C-R-U-Z!

¡Urge un interventor financiero en Veracruz!

¡URGE!

La administración de Javier Duarte está en bancarrota.

La declaración de quiebra administrativa se dará éste jueves 21 de julio en el Congreso del Estado, cuando se presente la intención de crear dos fideicomisos para el pago de una deuda con proveedores por 11 mil 38 millones de pesos.

Ese es un reconocimiento de que no se tienen los recursos para cubrir las necesidades que tiene la administración pública.

Una de las causas de quiebra es cuando las instituciones no pueden pagar sus cuentas o cuando sus obligaciones sobrepasan el valor justo de sus activos. Y este es el caso del gobierno del estado de Veracruz.

Y cuando se da una quiebra administrativa se debe nombrar un interventor.

DECLARACIÓN DE QUIEBRA ESTE JUEVES 21. En Veracruz hace falta eso, un interventor, porque el gobierno del estado está en quiebra.

Y este jueves 21 de julio habrá el reconocimiento tácito de ello, porque la mayoría de los diputados del PRI aprobará la creación de dos fideicomisos para el pago de los pasivos del gobierno del estado con acreedores supuestos y reales.

Así pues, esta es una llamada urgente a los dos senadores Yunes.

¡Urge un interventor financiero en Veracruz!

Un interventor nombrado por la Federación desde la Secretaría de Hacienda, para que vigile la buena administración de las participaciones federales, por lo menos, si no se puede intervenir en los recursos que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) capta por su cuenta.

Javier Duarte pretende heredarnos una deuda contable por más de 56 mil 814 millones de pesos.

Y será una herencia para todos los veracruzanos porque se tendrá que pagar con los recursos de todos.

Pero además está creando las condiciones para generar que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares (Mayuli) quede asfixiado financieramente, con lo cual este deberá recurrir necesariamente a una medida por completo impopular: nuevos préstamos.

El gobierno del estado de Veracruz tiene registrados hasta el primer trimestre del año pasivos bancarios por 45 mil 776 millones de pesos, a lo cual se le deben sumar los 11 mil 38 millones que pretenden incluir de deuda con proveedores, para que se paguen con dos fideicomisos integrados con los recursos del 3% a la Nómina.

Pero Javier Duarte además de sumarle más y más deuda, está tomando medidas para que la capacidad crediticia y de maniobra financiera del gobierno del estado quede más que comprometida para el próximo año.

Para comenzar no ha publicado la Cuenta Pública 2015 ni los Informes correspondientes a los dos primeros trimestres de 2016 y esto ya provocó que las calificadoras financieras HR Ratings y Moody´s bajaron la calificación de la deuda pública de Veracruz, porque no se puede identificar la capacidad para cumplir con los compromisos financieros y esto pone en riesgo el capital de los acreedores.

El Observatorio de las Finanzas Públicas en un análisis firmado por Hilario Barcelata, apunta que entre la información ocultada se encuentra que ya se rebasó el “monto máximo de Pasivo Circulante”, que debería ser inferior a 800 millones de UDIs, lo que equivale a 4,333 millones de pesos.

Pues bien, en ese “Pasivo Circulante” deberían caber los 11 mil 38 millones que buscan que se paguen con los fideicomisos que quieren crear. Es decir, hay casi 7 mil millones de pesos que sobrepasan ese límite.

Javier Duarte lo que pretende es que las instituciones financieras activen los llamados “eventos de vencimiento anticipado”, lo que implicaría que se debe pagar toda la deuda de manera inmediata.

Y eso en definitiva sería un gran inconveniente.

Esto es otra de las razones por las que se debe nombrar un interventor financiero con urgencia.

Porque además, como ya se demostró (La columna de Místicos y Terrenales que tiene en uno de sus subtítulos “Gina Domínguez, ¿le deben casi 50 millones?” –http://goo.gl/Y841E5– es una muestra) en la lista de acreedores hay empresas fantasma y de funcionarios del gobierno del estado.

El gobierno del estado tiene tal desorden en sus cuentas que primero entregó un “Informe de cuentas por pagar” que acumulaba 11 mil 431 millones de pesos y después la Secretaría de Finanzas lo ajustó a los 11 mil 38 millones que pretenden validar éste jueves.

¿Para quién estaban asignados esos casi 400 millones que quitaron de un plumazo?

Para las empresas fantasma.

La quiebra económica la han ocultado desde hace mucho, tanto que la deuda a proveedores la colocaron en 3 mil 469 millones de pesos en el último informe trimestral de finanzas públicas del 2015.

¿Cómo fue que creció casi 8 mil millones en 6 meses? ¿Acaso mintieron en ese Informe? O ¿están inflando las cuentas ahora?

MAYULI, LLAMADO A LA REBELIÓN FISCAL. Y en este contexto de quiebra muchos empresarios se declaran desde ahora dispuestos a no pagar esa carga fiscal, porque no están de acuerdo en que se use para cubrir deudas supuestas o reales de un gobierno corrupto que sólo busca dejar en la peor crisis financiera al estado.

Y el gobernador electo respalda la posición e incluso hace un llamado a la rebelión fiscal y le pide a los empresarios que se mantengan firmes y que no paguen el impuesto y desde ahora ofrece que a partir del primero de diciembre, ya como Gobernador Constitucional del Estado y con base en las facultades que le da la Constitución, dictará una medida de carácter general exentando del pago de multas, actualizaciones y recargos a todos los empresarios que no paguen ahora el Impuesto del 3% a la Nómina.

“Tienen razón en no querer liquidarlo, porque Duarte determinó que este impuesto que debe destinarse a obras de beneficio colectivo para todos los veracruzanos, se destine en los próximos 5 o 10 años a pagar deudas de su administración, deudas que no lo son, en su gran mayoría se trata de pagos a cómplices, a los que no les pudo dar más durante estos años”, arengó a las huestes inconformes.

Y en ese tono señaló que se opone rotundamente a que el dinero de los veracruzanos se siga yendo por la cañería de la corrupción, “por eso reconozco la decisión de los empresarios. Están en su derecho, y yo estaré en el mío de exentarles del pago de multas, recargos y actualizaciones”.

Pero también les pidió que hagan sus previsiones presupuestales, para que a partir de que se recuperen las condiciones de legalidad en la vida de Veracruz paguen los impuestos puntualmente como es debido.

Para reforzar el discurso, lanzó la promesa: “Tengan la certeza de que como Gobernador los aplicaré debidamente, con transparencia y los aplicaré en lo que deben aplicarse: en beneficio de Veracruz”, afirmó Miguel Ángel Yunes Linares.

La quiebra administrativa de Veracruz es un hecho.

Por eso, místicos y terrenales no involucrados en el fidelato consideramos que

¡Urge un interventor financiero en Veracruz!

 

GENERAR ENERGÍA ELÉCTRICA CON RESIDUOS SÓLIDOS EN XALAPA. El alcalde de Xalapa Américo Zúñiga Martínez y el regidor Rogelio Jesús Álvarez Arroyo se reunieron en la Ciudad de México con funcionarios de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el objetivo de avanzar en el desarrollo de un proyecto que permita obtener recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) para la implementación de un sistema de tratamiento de residuos sólidos municipales con generación eléctrica asociada. Un proyecto con visión mundial y tecnología de punta para la preservación del medio ambiente.